Un programa en NY que debes conocer

Sufrir abuso por parte de una pareja altera el estado psicológico de la víctima, lo cual lleva a varias consecuencias, siendo la principal el que tenga miedo de irse por pensar que el abusador o abusadora puede hacer daño a sus seres queridos y en caso de que sólo estés pensando en niños, te equivocas.

De acuerdo con Jennifer White- Reid, vicepresidenta de Domestic Violence Residential and Legal Program en el Urban Resource Institute (URI), el 48% de todas las víctimas no dejan sus hogares cuando se presenta algún abuso o acto de violencia, por miedo a que el agresor o agresora pueda dañar a sus mascotas.

Se ha demostrado que las mascotas y los niños son parte de una amenaza de los agresores. Del total de casos registrados, en un 70%  donde había mascotas, estas fueron amenazadas, lastimadas e incluso asesinadas.

Para buscar facilitar el salir de un hogar en donde la violencia está presente, en la ciudad de Nueva York y a cargo del URI ha surgido la iniciativa PALS. La manera en que buscan ayudar a las personas que escapan de la violencia en el hogar, es ofrecer un refugio en el cual, sus compañeros e hijos, estarán a salvo por el tiempo que necesiten para salir adelante.

Credito de foto: URI NYC

PALS, sigla de People and Animals Living Safely, está en funciones desde 2013. A partir de entonces han logrado tener en función siete refugios, ayudando a más de 481 personas, que incluye 301 niños y 251 mascotas entre las que se encuentran, perros, tortugas, gatos, mini pigs, aves y hasta un dragón barbudo.

En el mes de octubre de este año, iniciaron pláticas para concientizar a los oficiales electos del Bronx acerca de la falta de recursos que se destina para apoyar a familias que necesitan refugios en este tipo de situaciones, eso incluye a estos grandes amigo que lo único que buscan es cariño.