Debilidad por los perros mestizos

Es gracias a las campañas de adopción, además de la búsqueda de justicia contra la sobre población y el abandono, lo que ha llevado a que los hogares mexicanos busquen con más frecuencia adoptar a un perro mestizo, además de tener como ventaja pocos cuidados o tratamientos.

Los perros mestizos son el resultado de una cruza de razas distintas, teniendo predominancia de rasgos tanto físicos como de comportamiento de una de ellas. De acuerdo con el Censo Canino 2019 de DogHero los canes favoritos de los mexicanos son los mestizo, pues representan un 14% 

 

Se solía tomar en cuenta elementos como el comportamiento, el tamaño o el cómo una persona conectara con una mascota, incluso si por cuestiones estéticas o de gusto elegían una raza en específico. La realidad es que la tendencia en aumento es adoptar a un can de raza indefinida como compañero.

 Dentro de los estados del país que cuentan con mayor inclinación hacia los mestizos se encuentran la Ciudad de México con 16.63%, Puebla con 12.8% y el Estado de México con un 13 %.

“En la mayoría de los hogares mexicanos los perros son un miembro importante de la familia, y cuando existe ese tipo de conexión, el pedigree no es relevante o determinante. Además, tener un cachorro mestizo implica que su apariencia será única”, menciona Ricardo Plaschinski, Country Manager de DogHero.

¿Cuáles son las razones de que esta variedad de perros destaque sobre las demás razas? De acuerdo con DogHero son las siguientes:

  • Campañas de adopción. La mayoría de los perros que se encuentran en un refugio provienen de la calle, donde predominan los mestizos. Por esa razón, las campañas que promueven la adopción de mascotas destacan la necesidad de que formen parte de familias responsables.
  • Tienen mejor salud y requieren menos cuidados especiales. Este tipo de canes suelen ser más fuertes físicamente y tener mejores defensas que los de raza pura, debido a la genética mezclada que minimiza las enfermedades hereditarias comunes en perros de raza pura. Por esta misma razón, las complicaciones médicas son menos frecuentes y gozan de un promedio de vida más elevado.
  • Fácil adaptación. Adiestrar y forjar conductas en un perro mestizo es más sencillo, debido a que su nivel de adaptación y docilidad es mayor, sobre todo de aquellos que provienen de una vida comunitaria en albergues. Como consecuencia, podrá integrarse fácilmente a cualquier familia.

Además de los mestizos, los perros de talla pequeña y mediana sobresalen entre las preferencias de la personas. De las 75 razas que se incluyen en el censo, 8.5% son chihuahueños, 6.05% schnauzer y 2.93% pug, lo que revela otro de los gustos de los mexicanos en temas de mascotas.