¿Todos los animales venenosos hieren a las personas?

Estas especies usan su veneno para defensa, ataque o estrategia de caza, por lo que su ponzoña produce distintas reacciones dependiendo a quien se le transfiera, por contacto, piquete o quemadura. Además, su toxicidad es relativa, ya que va en función de su concentración, cantidad, tiempo de vida activo dentro del organismo y especie afectada.

 

 

Por ejemplo, mientras que el veneno de la tarántula provoca la muerte casi inmediata de un grillo, a un hombre apenas le causa un pequeño escozor; el veneno de la musaraña cola corta paraliza a sus presas para comerlas, pero no es peligroso para nosotros.

 

 

El veneno de un ornitorrinco (usado por los machos para sus luchas) causa gran dolor al hombre, pero no lo mata; y hay especies como las cobras, coralillos, caracoles cono de oro y ranas doradas, cuyo veneno es letal hasta para el humano.