Salamandra tarahumara, una especie excepcional

También conocida como Salamandra de la Sierra Madre Occidental, este ajolote Tarahumara (Ambystoma rosaceum) es una especie endémica de México y se distribuye en la Sierra Madre Occidental. Mira sus interesantes cualidades.

 

Descripción

Esta es una salamandra de tamaño mediano, una vez que se realiza la metamorfosis los adultos llegan a medir un máximo de 85.0 mm de longitud hocico cloaca, y 152.0 mm de longitud total. Son organismos que por lo general presentan metamorfosis, la neotenia raramente es observada. El tamaño al cual alcanzan la metamorfosis varia de 48.0 a 62.0 mm y de 98.0 a 121.0 mm.

Una vez alcanzada la metamorfosis los adultos presentan una coloración café oscura con algunos pequeños puntos de color blanco a amarillo. Estos puntos pueden presentarse sobre todo el dorso, pero es más frecuente observarlos en los costados. El vientre varia de color café a crema. Puntos o manchas ligeramente claras pueden estar presentes en la región gular o a lo largo de los lados de la cola, en ausencia de estas marcas el vientre es de color uniforme.

La longitud hocico cloaca de las larvas al momento de la eclosión varia de 9.0 a 10.0 mm. Larvas de entre 9.0 y 35.0 mm, presentan una coloración dorsal oscura la cual contrasta con una coloración ventral clara. Larvas mayores de 35.0 mm, están brillantemente coloreadas con manchas o puntos claros cuyas tonalidades varían del blanco al rosa sobre un fondo café oscuro. La coloración clara generalmente forma una distintiva línea lateral, sin embargo, frecuentemente esta línea no es conspicua debido a la gran cantidad de manchas o puntos que la rodean.

 

 

Distribución

Actual: región prioritaria terrestre: Alta Tarahumara-Barrancas

Esta especie se distribuye en la Sierra Madre Occidental desde el extremo Noreste del estado de Sonora hasta el Oeste de Zacatecas, incluyendo los estados de Chihuahua, Durango y Sinaloa. Su distribución altitudinal va de los 1,675 a los 3,110 m sobre el nivel del mar. La mayor concentración de organismos se ha registrado en la Sierra Tarahumara.

 

Región prioritaria terrestre: Babícora

Región prioritaria terrestre: Barranca Sinforosa

Región prioritaria terrestre: Bassaseachic

Región prioritaria terrestre: Bavispe-El Tigre

Región prioritaria terrestre: Cañón de Chínipas

Región prioritaria terrestre: Cuenca del Río Chico-Sirupa

Región prioritaria terrestre: Guadalupe y Calvo-Mohinora

Región prioritaria terrestre: Rocahuachi-Nanaruchi

 

 

Hábitat

Esta salamandra ocupa por lo general pequeños arroyos de corrientes lentas, asociados en la mayoría de los casos a pastizales naturales. Sin embargo, también es posible observarlos en arroyos de corrientes rápidas rodeados de bosques de Pino o Pino-Encino. Los organismos adultos ocupan estos pastizales o bosques, y puede encontrárseles bajo rocas y troncos caídos.

 

Macroclima

Habita en climas templados.

Su distribución altitudinal va de los 1,675 a los 3,110 m sobre el nivel del mar.

 

Situación actual del hábitat con respecto a las necesidades de la especie

Esta salamandra representa la especie de anfibio con mayor número de registros de colecta en la Sierra Tarahumara. Se le ha registrado a todo lo largo y ancho de esta región debido al gran número de arroyos que ahí se presentan, los cuales poseen características adecuadas para ser utilizados por Ambystoma rosaceum. Actualmente su hábitat no presenta condiciones de riesgo respecto a las necesidades de esta especie de salamandra. Lemos-Espinal ha observado poblaciones abundantes de esta salamandra desde Red-Rock/Cañón de la Tinaja, mpio. Casas Grandes, Chihuahua, hasta Ejido Mesa del Zorrillito, mpio. Guadalupe y Calvo, Chihuahua.

 

 

Amenazas

El principal riesgo que Lemos-Espinal ha observado para las poblaciones de esta salamandra, es la contaminación de arroyos que rodean a las poblaciones humanas. En estos lugares frecuentemente se acostumbra arrojar basura y vaciar el drenaje directamente a los arroyos, así como lavar la ropa en ellos. Aun cuando en la actualidad no se ha observado que este tipo de actividades esté afectando directamente a las poblaciones de A. rosaceum, eventualmente el incremento de la población humana podría provocar un aumento en la contaminación de estos arroyos con el consecuente efecto negativo para las salamandras.

 

Relevancia de la especie

Debido a las características que los cuerpos de agua deben tener para poder ser ocupados por esta salamandra incluyen el ser aguas claras libres de contaminación, la presencia de Ambystoma rosaceum puede ser un indicador de buenas condiciones ambientales. Asimismo, Lemos-Espinal ha observado que esta salamandra forma parte de la dieta de las serpientes Thamnophis cyrtopsis y Thamnophis eques, las cuales al ser capturadas frecuentemente regurgitan individuos de A. rosaceum.

 

Al parecer esta especie recibe poca atención por parte de las poblaciones humanas, ya que aunque la especie es bien conocida por la etnia Tarahumara, esta no le da ningún uso en particular. Lemos-Espinal ha observado esta situación en las localidades de El Tejaban, Cusarare, Samachique, Guazarare, Quirare, Basigochi y Ejido Mesa El Zorrillito.