Hurones: ¿cuál es el ejemplar más bonito?

Llevarse a casa el ejemplar más bonito, es uno de los deseos que con mayor frecuencia escuchamos a quienes visitan nuestro establecimiento. Ahora bien, ¿cuál es el hurón más guapo? La respuesta es simple pero muy importante: ¡aquel que te guste más! 

Parece sencillo, pero para encontrar al compañero ideal hay que dejar atrás situaciones, mitos o ideas en torno a otros animales de compañía, como los siguientes:

Las hembras son más cariñosas: en general los vínculos se van creando, así que si convives por lo menos un par de horas diarias, seguramente desarrollarás el mismo lazo sin importar el sexo del hurón. Lo importante es convivir (¡y jugar!).

Los machos ensucian las paredes: a diferencia de otras especies, ni los machos levantan la pata para orinar, ni las hembras manchan. Ambos orinan de la misma forma, así que no habrá ese problema; y por si te lo preguntabas, ninguno marca su territorio, ya que se comercializan castrados.

Los machos son más inquietos: generalmente ellos tienden a ser tranquilos y ellas más inquietas (y sobre todo con el tiempo). Esto podría deberse a que los machos, con la edad, suelen ser más grandes y pesados, por tanto menos ágiles; mientras que las hembras por lo general se mantienen esbeltas y por ende, sus habilidades para trepar, correr y saltar, permanecen.

Los machos son más bonitos: no, los machos son más grandes, y eso no necesariamente es signo de belleza; muchas familias aprecian que sus hurones sean pequeños y de estructura fina, así que este es un excelente ejemplo de que en gustos se rompen géneros.

Los machos son más cercanos a las mujeres y las hembras más apegadas a los hombres: tampoco; los hurones son más apegados a quien perciben los quiere y procura, independientemente de si es un hombre o una mujer.

Los albinos son más agresivos: nuevamente no; el color no interfiere o determina el carácter de un hurón. Sí existen algunos más temperamentales que otros, sin embargo, no va asociado a su color (o falta de éste).

Los albinos son más delicados: es cierto que por definición son más propensos a padecer algunos tipos de padecimientos dermatológicos, no obstante, ya que se trata de animales de compañía que viven al interior del hogar, en casi 30 años de experiencia no tenemos reportado un mayor número de ejemplares albinos que particularmente padezcan alguna enfermedad dermatológica asociada a su condición.

Recién nacidos se adaptan mejor: tampoco; antes de los dos meses los hurones no se encuentran aptos para vivir de forma independiente, además de requerir de los cuidados maternos difícilmente se les podrá alimentar de manera adecuada en casa y resentirán mucho la vida en solitario. 

Es cierto que por naturaleza no viven en grupos, pero sí es necesario que su independencia se desarrolle poco a poco. Ejemplares de tan corta edad, suelen tener problemas de adaptación y pueden enfermarse con facilidad.

Date la oportunidad de tocar, conocer y pasar el tiempo suficiente para convivir con el hurón con el que compartirás entre cinco y siete años de tu vida.

MVZ Miguel Ángel de la Torre S
Criadero de hurones La Excelencia en Mascotas® 
hurones.com.mx
[email protected]
Tel. 5534.1624 y 5524.3444