¿Cuál es el roedor más bello?

Las características de cada animal de compañía lo hacen único y especial. El tipo de pelo o el largo que tenga, su coloración, incluso la forma de orejas o el tamaño de cada especie, hacen que sea adquirido por personas que buscan ciertas particularidades porque piensan que son las que los hacen más hermosos. A continuación mencionaremos a algunos de los roedores y lagomorfos más comunes como mascotas y sus cualidades. 

 

Cuyos: son de los roedores con más variedad en color y tipo de pelo. Podemos encontrar albinos, de pelo largo (como los peruanos), aquellos con remolinos de pelo en el cuerpo, hasta ejemplares con pelo rizado e incluso desprovistos de pelo. En cuanto a los colores encontraremos: albino, café, gris, atigrado, negro y multicolor, entre otros. 

 

Chinchillas: tienen casi siempre un mismo tipo de pelo, más bien lo que cambia es su color, por lo que en esta especie podemos encontrar tonalidades blancas, grises y negras. El gris es el más común, es por eso que las blancas y las negras son las más apreciadas. 

 

Ratoncitos: existen ejemplares con una inmensa variedad en el color de su pelaje. Por ejemplo, blanco, café, negro y moteado. 

 

Hámster: suele tener colores muy bonitos y característicos, dependiendo de la raza y variedad de color. Está el hámster sirio, el cual tiene un color café/beige muy brillante, por lo cual también se le llama hámster dorado. El hámster chino es más pequeño y presenta una línea negra a lo largo de todo su lomo, cualidad que lo hace muy especial y buscado.  

 

Conejos: aunque no son roedores (son lagomorfos), los hay de diferentes razas que presentan una amplia variedad de características en el pelo (largo, color y forma), el tamaño y posición de las orejas, así como en su talla y peso. 

Por ejemplo, el belier holandés tiene las orejas caídas, mientras el cabeza de león presenta una especie de melena; el de angora tiene un pelaje suave y sedoso; el californiano es blanco con manchas en orejas, rabo, patas y nariz, o está el gigante de Flandes, que llega a pesar hasta 18 kg. 

 

¿Cuál es el más hermoso? Dejando de lado forma, color, tipo de pelo y tamaño, el roedor más bello es el que tenemos en casa, ya que fue el que elegimos para que esté a nuestro lado. Por eso es importante conocer cada una de sus características y aprender cómo conservarlas mediante un cuidado apropiado. No pasemos por alto que entre más extrañas o exóticas sean, más mantenimiento van a necesitar. 

Están aquellos cuidados generales como limpiar y revisar sus orejas de forma periódica, así como aquellos más específicos como cepillar con regularidad a nuestro cuyo de pelo largo u ofrecerle baños de marmolina a chinchillas y jerbos. Eso sí, se deben utilizar productos especiales acordes a la especie, teniendo en mente que esto hará que nuestra mascota sea la más bella. (Y ante cualquier duda, consultar con un veterinario experto).

Sobre las ratas, en la actualidad las que no tienen pelo son muy buscadas y consideradas dentro de las más bellas por su apariencia peculiar, bella y agradable. 

MVZ Thalía Rojas Ch.

[email protected]