Mi perro duerme mucho, ¿es normal?

Aunque es una pregunta recurrente en la consulta diaria, la respuesta no es tan simple. Primero hay que diferenciar entre edades, tamaño y raza, incluyendo también la función que le damos a nuestro perro y características particulares de nuestra relación con él.

Dormir es vital

Para los vertebrados, así es (aún y cuando se ha demostrado que incluso la mosca de la fruta gasta parte de su vida tomando largas siestas). Durante esta etapa el cerebro se regenera, se crean nuevas conexiones y por así decirlo, se desintoxica. Es un proceso tan vital que, si nos impidieran dormir por mucho tiempo, el cerebro podría “colapsar”. Antes de ponernos dramáticos volvamos al punto.  

Cachorros

Duermen en promedio entre 16 y 20 horas al día, así que comparado con las ocho horas que deberíamos dormir los humanos, ¡claro que nos parece mucho! Los de dos meses dormirán más que los de mayor edad. Es muy cómico ver a un cachorrito jugando o comiendo, caer de pronto en un sueño profundo y después de unos minutos reanudar su “torbellina” actividad (hay videos de bebés humanos haciendo lo mismo). El tiempo vigilia-dormido es muy corto, levantándose más veces a orinar, tomar agua, comer y, claro, jugar. 

Ya de adulto

Duerme un promedio de 15 horas al día, mucho más que nosotros, no todas de corrido, aunque por la noche es menos activo y puede llegar a dormir hasta 10 horas aparentemente sin interrupción, pero en realidad tenderá a tener circuitos sueño-vigilia (despierto) pero con menor actividad durante la vigilia; esto obedece más a nuestro estilo de vida que al de ellos. 

Debemos comprender que si lo dejamos solo mucho tiempo, tenderá a dormir más cuando no tiene el estímulo de estar con nosotros, de manera que cuando regresamos a casa y queremos descansar tiene “pila” para jugar y ladrar. 

¿Es siempre normal el ciclo de sueño?

Hay actitudes que nos alertarán de enfermedades como la insuficiencia renal y la diabetes (tal vez levantándose a orinar con mayor frecuencia que antes), alteraciones del ritmo día-noche (ritmo circadiano) en el cual ya no duermen “de corrido” o lo hacen a diferentes horas, signo de probable déficit cognitivo, de la misma manera que presentará inquietud al quedarse solo. Aquí es donde debemos de orientarnos con nuestro veterinario, pero también saber lo siguiente: 

  • Los perros “sueñan” cuando están dormidos, gimiendo, ladrando y aullando (fase de movimientos oculares rápidos, MOR).
  • Realizan siestas cortas durante el día y por lo general, largas siestas por la noche.
  • Las razas cazadoras y de guardia pueden dormir menos periodos largos para estar alertas.
  • Los perros de talla grande duermen más que los de raza pequeña.
  • Cuando envejecen duermen más debido a su bajo metabolismo, aunado a enfermedades que les impiden movimientos adecuados como obesidad, sordera y disminución de la capacidad visual, así como enfermedades articulares y cardiacas, entre otras.

Honestamente, y dejando de lado raza, sexo y edad de tu animal de compañía, ¿a poco no envidias verle dormir tanto?

Humberto Morales Castro

Hospital Veterinario PEQUES