Psicólogos identifican a las criaturas más aterradoras para los humanos

Investigadores de la República Checa realizaron un estudio para identificar las reacciones que presentan los seres humanos ante una serie de animales con los que interactúan frecuentemente. De esta forma, enfrentaron a un grupo de voluntarios a imágenes de 24 animales que la literatura médica ha registrado como fuentes de fobias animales, como las arañas, en un intento de entender los mecanismos o funciones de dichas fobias.

De hecho, las arañas y las serpientes fueron los animales que más temor generan; no obstante, las arañas también son las que más repugnan. En esta última categoría las arañas son superadas por algunos gusanos, los piojos o las lombrices. Abajo encontramos a las cucarachas y las ratas. En el caso de los animales más atemorizantes, aparecen entre los primeros lugares las avispas, los toros, las hormigas y los perros.

La gráfica es bastante clara. Sólo hay que mencionar que evidentemente los investigadores no pudieron hacer un sondeo completo, incluyendo animales más raros o algunos otros que son comunes, como por ejemplo, los mosquitos (para quienes quizá habría que incluir otra categoría, la de “irritantes”).

Comúnmente se explican las fobias como reflejos atávicos de tiempos remotos cuando el ser humano estaba más expuesto a ciertos animales, y se convierten en algo así como “miedos innatos”. En este sentido se pueden explicar quizá los lugares que ocupan las serpientes y las arañas, o también el disgusto ante los parásitos. Pero por otro lado, ciertos animales relacionados clínicamente con fobias, como las ratas y las lagartijas, no producen mucho miedo. Así que probablemente exista una mezcla entre factores culturales y factores de memoria genética, aunque el estudio no es para nada concluyente.