Conoce la granja en la que puedes hacer yoga con alpacas

¿Cuántos de nosotros no disfrutamos de una rutina relajante de yoga por las mañanas? El yoga se ha vuelto la disciplina de nuestro siglo. ¡No hay nada más liberador! O tal vez sí: realizarlo con alpacas en medio de la naturaleza.

Rosebud Alpacas es una granja en la que puedes hacer yoga y meditar junto a estos adorables animalitos, exactamente junto al corral en el que pastan.

La granja está ubicada al sur de Inglaterra en la población de Molton, en Devon, y se dedica a criar alpacas de la raza Huacaya; posteriormente, utiliza su lana para producción.

 Las alpacas que viven aquí están registradas en la British Alpaca Society y tienen una genética australiana galardonada de excelente calidad.

¿Qué tal un poco de tai-chi?

Quien decida ir a Rosebud Alpacas también podrá tomar una sesión de tai-chi y practicar las posturas más armoniosas para relajar la columna vertebral. Este ejercicio tiene un efecto muy positivo en la mente, pues calma los pensamientos y hace que la persona entre en sintonía con su entorno. En este caso, y de nueva cuenta, ¡rodeada de alpacas!

Te puede interesar: Lemoyoga: yoga con lémures

Yoga y alpacas: la maravilla

“Nos enfocamos en unir a las personas con un entorno natural pacífico y terapéutico; y nos enorgullecemos de criar a los animales en un ambiente libre de estrés así que, por lo tanto, no somos una granja para acariciar a los animales”, indicaron los representantes de la granja para el sitio Cultura Colectiva.

El objetivo de Rosebud es acercar a las personas a la naturaleza en un entorno pacífico, terapéutico y natural. Si lo pensamos, éste es un ambiente libre de estrés tanto para animales como para visitantes o huéspedes.

Rosebud Alpacas es la primera y única granja hasta ahora en el Reino Unido que ofrece Alpaca Yoga. La actividad se realiza con el instructor calificado Sian Bartlett y su manada de alpacas.

El lugar tiene vista al parque nacional Dartmoor, lo que lo convierte aún más en una experiencia sin igual. ¡Todo en el entorno es perfecto para alcanzar la paz interior!

Cada sesión de yoga termina con bocadillos ligeros, cortesía de la casa.

Los interesados deben pagar para reservar con anticipación.  El precio por una clase de yoga con Bartlett y las alpacas es de 730 pesos mexicanos. Lo vale, ¿no crees?

Tomado de Cultura Colectiva

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA