Dietas holísticas, ¿son buenas?

Los seguidores de las dietas holísticas dicen que ayudan a conseguir un estado equilibrado entre la energía física, mental y emocional. Según su teoría, esto ocurre al aumentar los alimentos naturales y minimizar o eliminar los procesados, porque se supone que esto reduce el riesgo de enfermedades cardiacas, obesidad, alergias y diabetes. Además, no debemos pasar por alto que las cuestiones holísticas son un estilo de vida donde existe el concepto de que debemos ver “algo” como parte de un “todo”.

Esto se refiere a que todas las acciones que realizamos deben ser complementarias para acceder a un estado deseado.

Leer más: ¿Le puedo dar aspirina a mi perro?

¿Es una dieta más sana?

Si bien mucho de lo que plantean sus partidarios es cierto, no por ello podemos dejar de lado que no todos los objetivos se pueden conseguir exclusivamente con la alimentación.

Además, hay otros factores que influyen para que el perro pueda estar equilibrado y no sólo tienen que ver con el alimento. Incluso existen algunos peligros evidentes a los que nos podemos enfrentar si queremos comenzar a darle esta dieta por nuestra cuenta, por ejemplo:

Carne cruda: no es recomendable por la gran catidad de posibles enfermedades que se pueden producir al ingerir carne sin cocinar.

Huesos: los de pollo son una terrible elección porque pueden producir estreñimiento; por otra parte, los de cerdo, carnero o bovino, contrario a la creencia popular, pueden producir lesiones internas.

Vegetales: si hay una ingesta muy grande de ellos, en lugar de ser un beneficio se convierten en un perjuicio porque puede traer problemas gastrointestinales. Por otra parte, hay una serie de alimentos de este grupo que incluso pueden ser tóxicos para nuestros queridos animales.

En conclusión

Si queremos encontrar una opción más sana para nuestro perro, lo mejor es consultar con el Médico Veterinario. Las alternativas comerciales no son dañinas para él, ya que están elaboradas de manera adecuada para cumplir con sus requerimientos nutricionales primordiales.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA