¿Puede comer atún mi gato?

Muchos de nosotros que tenemos la fortuna de estar acompañados por un minino, nos hemos preguntado más de una vez si es una buena idea incluir atún en su menú cotidiano. Es común que asociemos el pescado a los gustos sibaritas de los gatos, porque su olor enloquece a un gran número de felinos. Y claro, su sabor les agrada mucho. Por eso aquí te presentamos una guía rápida al respecto.

¿Es saludable el pescado?

Para empezar, este alimento posee aceites omega 3 y omega 6, lo que ayuda a la salud cardiovascular, al buen funcionamiento del cerebro, además de ofrecer un efecto antinflamatorio y anticoagulante, entre otros beneficios. Pero no nos dejemos engañar: no todos los tipos de pescado ofrecen lo mismo. Por ejemplo, se debe considerar si están enlatados, frescos, crudos, congelados o cocinados.

Pero ¿puede comer atún mi gatito?

En cuanto al atún, es un pescado azul consumido en todo el mundo. Sí pueden consumirlo los gatos, pero de manera muy esporádica y que no se convierta en la base de su dieta. Por supuesto, la primera opción a considerar por practicidad es el atún enlatado, pero antes de correr a dárselo, considera lo siguiente:

 Beneficios                                                                                               Riesgos
Reduce el colesterol                                                                   Su contenido de mercurio e histamina
Mejora el pelo y la piel                                                              Falta de nutrientes esenciales
Contiene proteínas                                                                    Alto contenido de sodio

 

Leer más: Mi gato no quiere comer

Antes de que te desanimes o lo pienses demasiado, considera que el atún fresco es una mejor opción para tu minino, aunque también es cierto que no es una alternativa muy económica que digamos, entonces si piensas darle atún en lata para deleitarlo no está mal, pero tampoco abuses de él porque como hemos visto, puede tener efectos poco saludables. De cualquier manera no olvides preguntarle a tu Médico Veterinario de cabecera sobre las mejores opciones de nutrición para tu felino con el fin de evitar enfermedades como la obesidad o algunos otros padecimientos que se pueden
desencadenar por la forma en la que lo alimentes.