¡Conoce a Leo, el perro influencer!

Vivimos en un mundo tan digital, que podríamos asegurar que las nuevas súperestrellas o celebridades son los influencers. ¿Pero a cuántos animales famosos en redes sociales conoces? En esta ocasión, queremos presentarte a Leo, un precioso Shibuya totalmente blanco que está causando sensación en internet.

Así es, Shibuya, ¡como el famoso Hachikō!

Leo Inu Putzu nació en la Ciudad de México hace dos años y medio; en noviembre cumple los tres. Y, como todo buen escorpión, tiene una personalidad que difícilmente pasa desapercibida.

“Tiene una personalidad muy particular, prácticamente es como un humano. Leo es un perrito muy inteligente, entiende muy bien las instrucciones y direcciones; es super limpio. Es una raza agresiva, medio cazadora, pero él tiene un acercamiento muy dócil con bebés, con niños, con cualquier tipo de mascota. El Shibuya tiende a ser muy territorial con el dueño, lo importante es educar al perro de acuerdo a tu estilo de vida, dedicándole tiempo puede ser más estable psicológicamente; el perro tiene su propia psicología y hay que entenderla”, comentó Giovanni Putzu, quien también es influencer de estilo de vida, locutor, diseñador de moda, columnista y conductor de televisión. Juntos hacen un equipo imparable.

Además de las inumerables campañas con marcas de prestigio, la conmovedora historia de Leo ha salido publicada en diversos medios de comunicación, como lo son Heraldo de México, Estilo DF, El Sol de México, entre otros.

Cuando le preguntamos a Gio cómo fue que Leo llegó a su vida, esto fue lo que nos contestó:

“Viví en Canadá un año a los veintiuno. Mi tía es residente allá, y ella tenía a Fordo…un Shibuya color naranja; y me enamoré, ya murió, vivió hasta los 18 y falleció de trombosis, pero me encariñé muchísimo con él y le dije a mi tía ‘algún día voy a tener un Shibuya’. Como son perros muy caros, ella me dijo que iba a tener que ahorrarle bastante. Pasaron 10 años. Un amigo quería un perro y yo le recomendé a esa raza. Se enamoró inmediatamente y compró a Carlota, la mamá de Leo. Después, llegó Camilo, el papá. Pero no fue sino hasta la segunda camada que pude tener a Leo conmigo”.

Gio nos confesó que fue una conexión inmediata: “yo lo elegí a él, pero él también me eligió a mí”.

¿Qué es lo que más le gusta hacer a Leo?

De acuerdo con Giovanni, Leo tiene “fascinaciones extrañas por la comida”; por ejemplo, le encanta el olor a chocolate, a pesar de que este alimento es dañino para los caninos. “Se vuelve loco. Tuve que conseguir un sustituto de chocolate para perros porque lo pone muy contento; le gustan mucho las verduras, el aguacate, le doy a veces 1/8 para que su pelo brille y esté sano; ama todo lo que sea de maíz: tostadas, tortillas. Las galletas son sus mayores premios”.

Cuando Leo no está ocupado en el mundo fashionista, se divierte mucho jugando con pelotas

“Es muy adaptable. Aprende trucos rápidamente. Give me five es su favorito: se para en dos patitas y las choca con uno, no he visto que lo hagan otros perros, porque lo demás si lo hacen casi todos”.

“Le gusta la naturaleza, fuimos a  Cuetzalan, Puebla, a las cascadas; es increíble cómo conecta de forma instantánea con todo lo natural. Si tuviera que quedarme con un sólo recuerdo de Leo, sería ése. Muy específicamente en el bosque de bambúes”.

¡También le gusta mucho viajar en moto con Gio!

Vida de influencer

Hace poco más de dos años, tras el terremoto del 19 de septiembre, evento que unió más a Gio y Leo, se abrieron las redes del Shibuya. La gente comenzó a responder favorablemente y el alcance fue abrumador. Leo, sin previo aviso, se convirtió en una inspiración para miles de personas. ¡Ya hasta lo paran en la calle para tomarse fotos con él!

Y lo que hace tan especial a Leo es que el canino ayuda a otros perros a adaptarse socialmente. El Shibuya quiere mandar un mensaje positivo a los demás:

“Leo trabaja con mascotas que no conviven entre ellas, los readapta a la comunidad perruna por decirlo de alguna forma”. 

Proyectos en puerta con Leo: “moda y todo está cool como mascotas, es un mercado que crece mucho. Nos gusta enseñarle a la gente cómo puede ser una relación como la que Leo y yo tenemos. Estamos interesados e involucrados en campañas de responsabilidad social. Después del sismo, apoyamos a POR MÉXICO con el proyecto que traían de venta de pulseras para poder recaudar fondos específicamente para mascotas. Con MÉXICO SIN RAZA, una organización con la intención de ayudar a las mascotas, hicimos recaudación de fondos y alimento y diferentes cosas, desde croquetas para animales y  cosas que la gente necesitara, como cobijas. Estamos muy comprometidos con donar a diferentes instituciones. Una señora que es mi vecina donó su casa para animales rescatados, y ahora más de cien perros viven ahí, Leo hace labor con ellos; dona cosas que luego le regalan y son excesivas para él, no las necesita. Ellos lo necesitan más. Ahí hay perros rescatados de peleas callejeras, con amputaciones y varias cosas. Nos hace más integrales en la sociedad, esta parte de la cultura de ayuda que queremos promover”.

“La parte superficial del perro súper fashion es sólo una cosa, la intención es comunicar algo de valor. Leo es mi extensión, y siento una conexión importante de hacer algo bueno por los demás a través de él”, finalizó Giovanni.

¡Nos gustaría cerrar esta nota con la noticia de que le acaban de informar a Leo que va a ser papá por primera vez! ¡Felicidades Leo!