¿Has notado cambios en las heces de tu perro?

Las heces son el conjunto de desperdicios sólidos y líquidos que constituyen el producto final del proceso de la digestión. En el caso de nuestras mascotas, nos proporcionan información valiosa de su estado de salud, la calidad de los alimentos que consumen, así como dan pistas sobre si algo no está bien en su digestión, si han comido algo indeseable y mucho más, todo esto basándonos en su forma, color, cantidad y frecuencia.

Lo ideal, al observar las heces nuestro perro o gato, es encontrar un excremento firme pero no duro, de coloración café, flexible, segmentado en apariencia y que al recogerlo quede poco o ningún residuo en el suelo. Sin embargo, en ocasiones es posible llegar a detectar heces de coloración anormal, de consistencias variadas, líquidas o pastosas, restos de comida no digerida, incluso con objetos extraños, parásitos o sangre.

En cualquiera de esos casos las preguntas serán: ¿es grave?, ¿se sentirá bien?, ¿hay que llevarlo al veterinario? Cabe resaltar que no siempre que observemos cambios en sus desechos significa que algo malo ocurre.

Hay anomalías que pueden tener una resolución fácil, con un tratamiento ambulatorio. Pero en algunos casos un problema más complejo y dependiendo de su gravedad podrá necesitar de pruebas, hospitalización o intervención quirúrgica. Las siguientes son algunas de las alteraciones más comunes y los
eventuales problemas ligados.

Cambios en la coloración de las heces

Los cambios en su color pueden indicar diversos problemas de salud.

Negro: debería ser motivo de alerta. Generalmente este tipo de deposiciones indica la presencia de sangre en la parte superior del tracto gastrointestinal de nuestro compañero. Existen varias causas que pueden provocarlo, pero en particular podríamos inferir una úlcera en el estómago o la acción de algunos medicamentos (como el bismuto, empleado en diarreas) o incluso una secuela de intoxicaciones por antiinflamatorios.

Rojo: indica sangrado en la porción terminal del intestino. Se considera una urgencia veterinaria. Por este motivo es fundamental acudir con el veterinario cuanto antes, en particular si la
sangre es abundante. Entre las posibles causas del sangrado puede estar el ejercicio extremo o sostenido, una hemorragia gastrointestinal, una úlcera en el tracto gastrointestinal, gastritis aguda, parvovirus, parásitos o algo mucho más grave como un choque hipovolémico (falta de sangre en el organismo).

Gris: es también motivo de preocupación. Puede indicar que la vesícula biliar, el páncreas o el hígado padecen algún tipo de trastorno.

Blanco: puede indicar que está ingiriendo una dieta alta en calcio. Esta situación puede aparecer en mascotas que tienen una dieta BARF (en español: alimentación cruda biológicamente apropiada). Otra posible razón es que el perro haya ingerido algún alimento indebido o la presencia de una afección del hígado (heces acólicas o sin color).

Verde: puede ser una simple ingestión de hierba, también el efecto de la presencia de parásitos o de una reacción a ciertos alimentos de la dieta.

Diarrea

Es el signo clínico más común de enfermedades gastrointestinales que puede resultar en alteraciones de electrolitos y fluidos. Sus orígenes pueden ser diversos.

La dieta que proporcionamos es quizá una de las razones más comunes que origina este signo clínico, que puede ser provocado por intolerancia alimentaria, alergia o hipersensibilidad. El estrés, especialmente después de los viajes u otros cambios inusuales en el entorno, también son una causa. Diarreas más persistentes pueden darse por respuesta a patógenos alimentarios que pueden provenir de alimentos en mal estado o crudos, incluso artículos que no son alimentos (basura, carroña, objetos extraños, plantas, moho y hongos).

Giardia
Es el parásito intestinal más común que se encuentra en nuestras mascotas, quienes lo pueden adquirir al ingerir quistes eliminados de las heces de otro animal. La contaminación puede ser por contacto directo o indirecto con los quistes infectados y la transmisión puede darse igualmente a través de cuerpos de agua, ya que el parásito prefiere ambientes frescos y húmedos. El organismo se detecta principalmente en las heces. Un frotis fecal suele ser suficiente para probar su presencia. Además, otros parásitos que deben preocuparnos son coccidios, tritrichomonas y helmintos (gusanos).

Enfermedades infecciosas
Pueden también ser el origen de las molestias de nuestro animal. El parvovirus canino (PVC) es una enfermedad viral altamente contagiosa de los perros que causa enfermedades gastrointestinales agudas en cachorros.

Malestar intestinal
También puede ser provocado por bacterias, como en el caso de la enterotoxicosis clostridial, que es causada por niveles anormalmente altos de la bacteria intestinal Clostridium perfringens, misma que produce compuestos tóxicos cuando prolifera. Estas enterotoxinas (sustancias que son tóxicas para los intestinos), son una razón común de diarrea en perros.

Parásitos
Son otra condición potencialmente perjudicial para la salud de la mascota. Algunos son visibles en las evacuaciones, pero otros requieren de un examen para ser detectados. El veterinario debe ser consultado para un diagnóstico definitivo y un plan de tratamiento para eliminar los gusanos.

La prevención
Por todo lo antes mencionado es muy importante que como propietarios empecemos a tener la práctica de revisar el excremento de nuestros amigos animales, lo que ayudará a detectar de forma temprana posibles patologías. También es fundamental propagar la cultura de recoger sus heces, ya que son una fuente potencial de infección para otras mascotas y para nosotros mismos.

Por lo tanto, es importante seguir para su recolección medidas higiénicas apropiadas (uso de recogedor, lavado de manos, entre otras), envolverlas en bolsas que serán bien cerradas y disponer de ellas en la basura prevista para tal efecto, reduciendo en todo momento las posibilidades de contaminación del ambiente y los peligros para la salud.

MVZ Andrea De León Nájera
Hospital Veterinario UNAM-Banfield
[email protected]
banfield.com.mx
FB, Twitter, Instagram, YouTube: BanfieldMexico