Mamíferos durante desastres

Sin importar la región, ciudad o país en donde nos encontremos, siempre existirá el riesgo de enfrentarnos a un desastre natural, y en el caso de tener un animal de compañía no convencional, debemos tomar precauciones y medidas de prevención para sufrir los menores daños posibles durante estos acontecimientos. Su vida y seguridad es igual de importante que la nuestra.

Existen diferentes acciones a realizar para actuar de manera rápida y adecuada en situaciones de desastre natural.

Jaula/hábitat en lugar de fácil acceso: colocar la casa de nuestra mascota cerca de una puerta o una salida será de mucha ayuda, ya que debemos actuar lo más rápido posible ante un desastre natural. Por lo tanto, desde la adquisición de nuestro compañero animal no convencional, decidiremos el lugar donde estará su jaula (caja o transportadora), evitando que quede en sótanos o lugares de difícil acceso.

Entonces, ante un temblor, un incendio o una inundación debemos actuar rápido; si tenemos cerca la transportadora de nuestro animal de compañía, será más fácil introducirlo en ésta y salir rápido para evitar sufrir daños mayores.

Tener provisiones y maleta lista :el alimento es muy importante y puede colocarse en una bolsa con cierre hermético. Una ración de croquetas o pellets para aproximadamente una semana es una buena cantidad, ya que de no ser posible conseguir más, esta porción se podrá racionar mejor.

Una botella de agua servirá para mantenerlo hidratado; dependerá de su talla el tamaño del recipiente con agua. Por otra parte, contar con un complemento alimenticio nos puede ayudar, ya que le proveerá de energía de manera inmediata que quizá necesite en un momento de estrés. Finalmente, es indispensable tener los datos de contacto del Médico Veterinario para que nos ayude a resolver dudas, durante y después del desastre.

Botiquín pequeño: así como es importante tener material de curación y de primeros auxilios para nosotros, el botiquín de nuestra mascota tampoco debe faltar. Los medicamentos y materiales para curación dependerán completamente del tipo de animalito y de las recomendaciones previas que uncveterinario experto en esta especie nos haya hecho con antelación.   

Entrenamiento básico: condicionar o entrenar a nuestro animal de compañía es fundamental en estos casos. Este entrenamiento se logra a través de la práctica diaria, es decir, desde que es pequeño debemos acostumbrarlo a guardarse en su transportadora y enseñarle que no significa nada malo; incluso se le pueden ofrecer premios para reforzar esta actividad y le resulte normal, así evitaremos sufra estrés al momento de la contingencia.

Asignación de integrantes de la familia: finalmente, si existe más de un ejemplar en el hogar, lo adecuado es asignar a un miembro de la familia para que se haga cargo del cuidado, rescate y evacuación de uno de ellos en específico.

La organización es pieza clave para sufrir menos daños en estas situaciones. ¡Nuestras mascotas también merecen ser protegidas! La asignación de integrantes de la familia debe hacerse para cada mascota en casa.

MVZ Thalia Rojas Ch
[email protected]