Burbujas, burbujas, burbujas: ¿para qué las usan las especies acuáticas?

¿Alguna vez consideraste que las burbujas podían ser una herramienta de supervivencia esencial para algunas especies acuáticas y terrestres? En ciertos casos, éstas les ayudan a protegerse y aumentar las probabilidades que tienen de cazar a presas más pequeñas o, incluso, respirar bajo el agua, entre otras cosas.

A continuación, te contamos algunas formas en que los animales se sirven de las burbujas en su día a día:

Oxigenación. En este punto, hablaremos de las arañas de agua. ¡Así es, leíste bien! Existen arañas que habitan bajo el agua y que, para mantener un buen suministro de oxígeno, tejen una plataforma de seda entre las plantas del agua, según explica Jo-Anne Sewlal, aracnóloga de la Universidad de las Indias Occidentales en Trinidad, para National Geographic.

Tras tejer dicha red, los arácnidos salen a la superficie para atrapar burbujas de aire en el pelaje que tienen en el abdomen, para después volver a su red y transferir las burbujas a la seda. Cada vez que necesitan añadir aire a su cuerpo, vuelven a la superficie y repiten el mismo proceso.

El cuerpo, o la “escafandra”, es polivalente, sirve para consumir presas, mudarse, depositar huevos o esperma y copular; del mismo modo, pueden criar en estos a su decendencia.

Pesca. Un animal que aprovecha las burbujas para cazar a sus presas es la ballena jorobada. Estos animales, cazadores por excelencia, soplan burbujas por los espiráculos para crear redes que, posteriormente, utilizan para acorralar presas como kril y arenques. Su modus operandi es el siguiente: una ballena rodea un banco determinado de peces y dispara las burbujas que almacenó para acercarlos a la superficie, mientras que otra ballena se sitúa debajo. Una vez que colocan la red de burbujas, una de las ballenas emite una llamada y los mamíferos nadan por medio de esta red, engullendo a los pequeños peces.

Frecuentemente, el trabajo en equipo de estas ballenas se observa en Alaska.

Olores. Existe unmamífero excepcional, y ése es el topo de nariz estrellada. Dicho animal recibe su nombre gracias a los tentáculos que tiene en la nariz. Este tipo de topo es el más veloz a la hora de engullir a sus presas. Usa burbujas para oler debajo del agua.

Primero, sopla burbujas por la nariz, únicamente para reabsorberlas después. Gracias a esto puede “olfatear” el aroma de los animales que piensa cazar.

Camuflaje. Algunas especies como las cigarras espumadoras segregan espuma, misma que se mezcla con el aire para crear un disfraz de burbujas que da la apariencia de ser una masa en una planta. ¡Ideal para pasar desapercibidas!

Vehículos o balsas marinas. Los caracoles marinos violetas son un gran ejemplo, pues estos segregan una mucosa que se endurece hasta crear algo parecido a una masa flotante de burbujas. Los caracoles básicamente “surfean” el mar en las balsas construidas; asimismo, pueden almacenar en el vehículo sus huevos.