Ilusiones ópticas: el truco de las arañas pavo real para cortejar

Los pequeños arácnidos, mejor conocidos como arañas pavo real, se distinguen por una serie de características peculiares; sus rostros están llenos de muchos ojos y tienen una habilidad natural para pegar saltos altísimos, entre otras cosas. ¿Pero sabes cómo emplean el sutil arte de cortejar?

Los machos cuentan con extremidades traseras con llamativos colores, entre los que son comúnes los azules, púrpuras, rojos y dorados; esto con la única finalidad de atraer a sus futuras parejas. Para apantallarlas, estas arañas utilizan otra artimaña a su favor: un color negro muy intenso que se intercala entre los colores brillantes. “Si colocas un color brillante sobre negro, se verá muy diferente”, afirmó Dakota McCoy, estudiante de posgrado de la Universidad de Harvard, quien escribió acerca de estos patrones de color negro en dos especies de arañas saltarinas en una publicación para Proceedings of the Royal Society B.

De acuerdo con McCoy, el negro las hace lucir más hermosas al resaltar los demás colores.

Ilusiones ópticas y contrastes

Según una publicación de National Geographic, basándose en las observaciones del equipo de McCoy, el color negro intenso refleja menos del 0,5 por ciento de la luz que recibe, “lo que crea un vacío de color sin destellos y sin rasgos distintivos”. Podría entenderse, entonces, que este negro posee un terminado que se asemeja al ‘mate’.

Por consiguiente, podríamos suponer que el abdomen de cada una de estas arañas tendría una enorme capacidad de absorción lumínica, igual que en el caso de las aves del paraíso.

Volviendo al tema de las aves del paraíso, McCoy y sus colegas también estudiaron un tipo similar de coloración negra en estos animales. El resultado fue sorprendente, pues descubrieron que su tonalidad tan oscura es gracias a unas estructuras microscópicas que encierran la mayor parte de la luz que reciben.

“Las arañas pavo real y las aves del paraíso son dos de las clases de animales más complejas de la Tierra”, afirma McCoy.

El cortejo

Tras ver una serie de videos en que las arañas pavo real desempeñaban una especie de baile a ocho patas, Dakota se cuestionó si este procedimiento tendría algo que ver con los patrones oscuros que resaltaban el color brilante en los cuerpos arácnidos.

“Nos dimos cuenta de que también tenían un color negro oscuro brillante y pensamos: ¿Y si estos animales no relacionados (aves del paraíso y arañas pavo real), con estilos de vida similares, desarrollaran exactamente la misma ilusión óptica?”, se preguntó McCoy.

Mediante un microscopio electrónico pudieron revelar que, en ambas especies, los patrones contenían fragmentos de melanina, un pigmento negro que se encuentran debajo de una capa de relieves en las cutículas de la araña.

El equipo de McCoy llegó a la resolución de que los patrones funcionan como microlentes que atrapan y concentran la luz sobre el pigmento oscuro; las microlentes eliminan los reflejos y hacen que las patrones se vean más negros.

El resultado: un color absolutamente negro que engaña a las arañas hembras, haciendo que éstas únicamente perciban colores increíblemente brillantes.

“Si es así, esto es muy sorprendente”, comentó Dakota McCoy para National Geographic, “quizás el color negro intenso revela un sesgo sensorial esencial, un requisito fundamental de la visión del color que también genera ilusiones ópticas”.

Conforme a la opinión de Bill Hsiung, experto del Scripps Institution of Oceanograph: “Quizás nunca sepamos con certeza cómo estas pequeñas arañas perciben las cosas, pero investigaciones como esta demuestran que sus pequeños cerebros podrían ser más habilidosos de lo que esperábamos”.

El color negro intenso no es una novedad en la naturaleza, podemos observarlo en otras especies de peces y mariposas de aguas profundas; en los dos casos mencionados, este recurso es utilizado para camuflarse. Algunas serpientes llegan a tener escamas negras que indican la toxicidad. Pero, hasta ahora, los únicos seres que se aventajan del negro profundo para atraer compañeras son las aves del paraíso y las arañas pavo real. Increíble, ¿cierto?