Hurones en desastres

Como miembros de la familia, los hurones también sufren de fuertes cambios durante los desastres naturales. Por tal motivo, es indispensable que si vives cerca de alguna zona de inundación o sísmica, es conveniente tomes algunas precauciones en caso de que tengas que ser evacuado.

Documentos: todos sus papeles, incluyendo el calendario de vacunación, conviene tenerlos juntos y dentro de un folder plástico. De esta forma, en caso de lluvia o mucho polvo, los papeles se podrán proteger más.

¡Ah! No olvides incluir una tarjeta de tu veterinario, así en caso de que se acabe la batería del celular o no tengas acceso a comunicaciones inalámbricas, tengas a la mano estos importantes datos.

Transportadora preparada: esto significa que debe estar lista para usarse. Ensamblada, con una hamaca colgada al techo, comedero fijo, un pequeño bebedero y una bolsa hermética con consumibles. En una parte visible, no dudes poner los datos completos de tu hurón, así como señas particulares, alimentación y si se encuentra bajo algún tratamiento médico.

Consumibles: en una bolsa de plástico comercial con cierre puedes poner alimento, una botellita de agua purificada, material absorbente de cama (te recomiendo adquirir un salva camas o también llamados pañales para adulto; son simples, higiénicos y muy absorbentes). Es de suma importancia que periódicamente verifiques la caducidad de estos productos, de lo contrario podrás intoxicar a tu huroncito.

Botiquín: tijeritas, coagulante, gasas, solución electrolizada de superoxidación antiséptica, algodón, glucosa y un sobre de suero oral. Todo esto puede caber fácilmente en un recipiente de plástico rígido que siempre se encuentre cerca de la transportadora.

Juguete: uno que le agrade, de preferencia usado y no recién lavado. También puede ser su cobijita habitual o algo que represente a su hogar.

Funda: existen transportadoras que tienen como opción fundas para frío o lluvia. En caso de que la tuya no la tenga, puedes fabricarla fácilmente con tela polar y plástico impermeable; no olvides que si la confeccionas, debe tener espacios para ventilación y una fácil apertura para casos de emergencia.

Datos de albergues que permitan animales: en el caso de la CDMX, a raíz del sismo del pasado 19 de septiembre, al inicio no fue posible que todos los albergues aceptaran a familias que tenían animales de compañía, así que ubica el más cercano a tu hogar que permita compartir con toda tu familia en caso de desastre.

Plan de contingencia: se deben tener a la mano los datos de algún familiar o vecino en caso de que sea necesario el apoyo de alguna persona distinta al dueño para sacarlo, cuidarlo o trasladarlo.

Una vez evacuado, si te es posible, trata de mantener las rutinas habituales de tu hurón, principalmente si es un ejemplar geriátrico. Un ambiente lo más estable posible disminuye considerablemente el estrés.

Los collares con placa, aunque ayudan a la identificación de los hurones, pueden ser peligrosos,
ya que en su andar pueden atorarse fácilmente en diversos lugares.

MVZ Miguel Ángel de la Torre S