Cócker Spaniel Americano

Es el miembro más pequeño de los perros de caza deportivos. Su cuerpo es fuerte, compacto, de cabeza, delicadamente, modelada y refinada. Está bien equilibrado y tiene un tamaño ideal. Puede desarrollar una velocidad considerable, combinada con mucha resistencia. Es desenvuelto, alegre y sano; muestra gran inclinación hacia el trabajo.

Aunque parezca tener un aspecto tierno y frágil, es una impresión engañosa. Es ágil y firme, con una constitución igualable a la de un deportista. Siempre estaría listo para un paseo, una larga excursión o una carrera en el parque. Si está bien educado y socializado desde cachorro, será un compañero agradable en casa.

Ficha Técnica

Otros nombres: Cócker americano, Cócker Spaniel, American Cócker Spaniel

Origen: Estados Unidos

Clasificación FCI: Grupo 8 Perros cobradores de caza, perros levantadores de caza, perros de agua.

Sección 2 Perros levantadores de caza. Sin prueba de trabajo.

Clasificación AKC: Grupo 1 Perros de deportivos

Estatura: a la cruz, machos 38.1 cm; hembras 35.5 cm.

Peso: 10-12 kg

Edad promedio: 12 años

Temperamento: Perro equilibrado, aunque sin ningún signo de timidez.

 

 

Pelaje: Sedoso, liso o ligeramente ondulado; corto y fino en la cabeza, en el cuerpo es largo mediano con suficiente capa interna. Las orejas, pecho, abdomen y las partes posteriores de la extremidades deben tener suficiente flecos, pero no en exceso.

Color: negro, negro con fuego y cualquier otro color (del crema al rojo más obscuro, incluyendo pardo y pardo con fuego). Se permiten dos o más colores solidos, uno deber ser blanco en pecho y/o cuello. Los flecos de las patas pueden tener un tono más claro. Las manchas fuego pueden variar del crema al rojo oscuro y están restringidas al 10% de los ejemplares. La presencia de un color en más del 90% del cuerpo no se permite.

Mandíbula: maxilares cuadrados de la misma largura. Dientes fuertes y sano, no demasiado pequeños y con mordida en tijera.

Trufa (nariz): De tamaño suficiente para estar en equilibrio con el hocico y la frente, con fosas nasales bien desarrolladas típicas de un perro de caza. De color negro en ejemplares negros, los negros y fuego y en los negros y blancos; entre más oscura mejor. El color de la nariz armoniza con el color del borde de los párpados.

Ojos: Glóbulos oculares deben ser redondos, llenos y de mirada directa hacia el frente. La forma del borde de los párpados les da una apariencia, ligeramente, almendrada; los ojos no deben ser hundidos ni saltones. El color del iris es marrón oscuro y, en general, entre más oscuro mejor.   

 

Otras características

 

Cuerpo: La línea superior desciende, levemente, hacia los cuartos posteriores musculosos. La espalda es fuerte y desciende, armónicamente, desde la cruz hasta la inserción de la cola. El tórax es profundo; su punto más bajo no debe sobrepasar los codos, y su parte anterior debe ser suficientemente amplia para dar espacio al corazón y a los pulmones; sin embargo, no debe serlo tanto que obstaculice el movimiento recto de los miembros anteriores. Costillas profundas y bien arqueadas.

Extremidades: Paralelos, rectos, con huesos fuertes y musculosos.

Cola: Corta y alineada con la espalda, nunca recta y hacia arriba. Cuando el perro está en movimiento, la acción de la cola deber ser alegre.

Cabeza: Debe estar en equilibrio con el resto del perro, y debe ser de expresión inteligente, alerta, dulce y atractiva.

 

 

Hocico: Ancho y profundo. Para que el cráneo esté en equilibrio, la distancia del stop a la punta de la trufa debe ser la mitad de la distancia comprendida entre el stop y la base del cráneo pasando por encima del occipital.

Orejas: De forma lobular, largas, delgadas, bien cubiertas de plumas; de inserción no más alta que la parte interior de los ojos.

 

Cócker Spaniel Inglés

 

En 1833 se le reconoce como raza y se extendió a Estados Unidos y Canadá. La divergencia entre criadores americanos e ingleses, motivó al nacimiento de ambas variedades de la raza. Es activo, dulce y dócil; su mirada triste lo deja salirse con la suya. Desde cachorro debe ser educado con firmeza. Se adapta rápidamente al entorno.