Bodega Cats: felinos que trabajan en Nueva York

No es de sorprenderse que los gatos poseen una gran inteligencia, y por su naturaleza de cazadores, los neoyorkinos han visto una gran oportunidad en estos animales. Los Bodega Cats cuidan la higiene de los comercios de esta ciudad.

¿Cómo pueden hacerlo? En jornadas completas o medias, recorren el lugar que los contrató y ahuyentan ratas, bichos y plagas indeseables por el olor característico de su orina. A cambio de esto, ellos tienen un lugar donde vivir y comer.

View this post on Instagram

@maddiecronin

A post shared by Bodega Cats (@bodegacatsofinstagram) on

A pesar de ello, el gran depredador de estos felinos es el Departamento de Salud de Nueva York. Han amenazado con prohibirlos y desalojarlos de los comercios, pero la bloguera Tamar Arslanian de I have a cat, se ha dedicado a defenderlos, recorriendo cada uno de los lugares para investigar las condiciones en las que viven estos felinos y desmentir algunos mitos que existen.

View this post on Instagram

@localatlast

A post shared by Bodega Cats (@bodegacatsofinstagram) on

Todo esto ha dado como resultado su libro Shop Cats of New York (2016). Aquí niega cualquier maltrato hacia esta especie en sus jornadas de trabajo o situaciones deplorables para vivir. Investigó la vida de algunos Bodega cats que viven en el mercado japonés, en el Barrio Chino, en la librería comunitaria del Parque Pendiente, unos más del centro de fotocopias en Brooklyn y los animales de una tienda para fumadores en Hell’s Kitchen, Manhattan.

View this post on Instagram

@willieplum

A post shared by Bodega Cats (@bodegacatsofinstagram) on

No cabe duda que los habitantes de Nueva York están fascinados con estos gatos. Los comercios se llenan de admiradores para mimar y obsequiar comida para ellos.