¿Los perros estornudan?

Al igual que nosotros, los perros también estornudan, pero aun así puede ser una de las preocupaciones más comunes de sus propietarios.

 

¿Qué es el estornudo?

Es un signo que se presenta como un reflejo protector respiratorio con el objetivo de eliminar cuerpos extraños de la cavidad nasal. Puede generarse por cualquier irritación de la mucosa nasal, y es generado por estímulos endógenos y exógenos.

 

 

Principales causas de estornudos en perros

Enfermedades respiratorias. Aunque la mayoría de las enfermedades del tracto respiratorio se presentan con cuadros de tos (de ahí la expresión “tienes tos de perro”), también se pueden presentar a modo de resfriados y de infecciones en las fosas nasales, una causa muy común en cachorros. Además los estornudos van acompañados de sangrado o secreciones nasales e inflamación visible.

Cuerpos extraños. Se refiere a que hay algo que no debería de estar ahí, que va a generar un estímulo que le indicará al cerebro del perro que debe ser expulsado y con ello vendrá el estornudo. Las señales de que hay un cuerpo extraño incluyen estornudos, rascarse la nariz e incluso sangrado.

A más de un propietario le habrá pasado alguna experiencia de estas, ya que el sentido del olfato es imprescindible para nuestros amigos peludos, por lo cual se empeñan en olfatear todo lo que se les presenta.

Ácaros. Se trata de bichos microscópicos que pueden alojarse en la nariz y senos nasales. Causan una comezón terrible, lo que a su vez produce estornudo. También pueden ocasionar sangrado en la nariz y secreciones nasales crónicas.

 

 

Productos del hogar. Existen ciertas sustancias en el hogar que los hacen estornudar, en mi caso puedo recordar cuando he utilizado repelente para mosquitos cerca de mis cachorros, así como barniz de uñas o alguna otra sustancia normal para mí, pero que para ellos es causa de irritación; recordemos que su sentido olfativo es mucho más desarrollado que nuestro, así que tengamos cuidado cuando nuestros amigos caninos se encuentran cerca.

Razas braquiocefálicas. Para resumir, la selección de razas para la mejora física o de comportamiento ha traído consigo (en algunos casos) la aparición de malformaciones como consecuencia de la selección indirecta.

Tal es el caso de las razas llamadas braquiocefálicas (cabeza corta y ancha, como Bulldog, Pug, Pekinés, Bóxer, Shar Pei, entre otros), quienes a lo largo de su vida desarrollan y sufren de anomalías en vías respiratorias. Los conductos nasales en ellos están comprimidos, lo que puede desencadenar estornudos cuando hay una infección respiratoria alta o se exponen a irritantes.

 

Además existe el llamado “estornudo inverso”, un suceso respiratorio bastante usual en el que pareciera que el perro se estuviera ahogando, emite un sonido fuerte y adopta una postura extraña. Puede durar pocos segundos hasta uno o dos minutos, y en cuanto pasa vuelve a la normalidad (mientras a nosotros casi nos dio el infarto). Pero en caso de que esto le ocurra repetidamente, llevémoslo a una revisión médica.