Cuidados de la perra embarazada

Antes de pensar en qué cuidados debemos proporcionar a una perrita gestante, lo mejor es planear la llegada de cachorros a la familia. Pero si nuestra perra ya está preñada, para reducir las complicaciones y la mejor sobrevivencia de sus cachorros debemos brindarle los siguientes cuidados antes y durante la gestación.

 

 

  1. Alimentación

Durante la gestación y la lactancia los cachorros se alimentarán de los nutrientes que asimile su madre: la adecuada alimentación es un pilar fundamental para prevenir enfermedades y mejorar la sobrevivencia de los cachorros.

El veterinario indicará la adecuada nutrición de cada hembra, ya que la demanda de nutrientes durante la gestación varía; por ejemplo, en el último tercio los requerimientos pueden aumentar de 1.25 a 1.5 veces, y conforme avance el desarrollo de los fetos en algunas razas se reduce la capacidad abdominal de la hembra para llenar su estómago, por lo que en el periodo antes del parto les favorecerá la alimentación frecuente con menor cantidad.

La suplementación con vitaminas y minerales no está del todo recomendada: puede ser la causa de algunas alteraciones y riesgo de presentar deficiencias en el desarrollo (y no es necesaria si se proporciona una dieta balanceada y de buena calidad). Ante cualquier duda se debe consultar al veterinario.

 

 

  1. Tranquilidad y comodidad

El estrés puede incluso llevar a la presentación de abortos, o en casos extremos, que al nacimiento devoren a sus crías. Por ello debemos proporcionar un ambiente tranquilo. Hay que preparar un lugar en donde se sienta segura para dar a luz, que sea aislado, sin bullicio, con una temperatura cercana a 21 °C y estable, sin corrientes de aire, lluvia u otros, que sea fácil de limpiar.

Evitaremos sea un lugar donde existan plagas nocivas (ratas, cucarachas, palomas o moscas). Es recomendable que tenga acceso a esta área al menos cinco días antes del parto, para permitirle aclimatarse y evitar el estrés de un sitio nuevo. Ahí se colocará una cama, que puede ser de plástico con el doble del tamaño de la hembra; debe ser de un material que permita la limpieza, que aísle perfectamente a la camada del piso. En su interior se pueden colocar trapos viejos, periódico, toallas o pañales, que además proporcionen una temperatura estable y agradable.

 

 

  1. Cuidados médicos

La gestación dura aproximadamente 65 días, en donde se le darán cuidados médicos específicos. El veterinario, de acuerdo con los días de gestación, las características de la hembra y su historia clínica, realizará el diagnóstico de gestación así como el seguimiento, para saber la cantidad de cachorros, su viabilidad y si existe algún riesgo en el desarrollo de la gestación o en el parto.

 

Finalmente, aunque existan motivos para querer reproducir a nuestros perros, siempre se debe considerar la sobrepoblación canina que existe. Además, un perro mestizo brinda la misma calidad de amor y compañía que uno de raza, por lo que en lugar de reproducir es bueno abrirnos a opciones como la adopción, que es un hermoso regalo de amor.