El hombre que se dejó todo para cuidar animales en África

Así como hay personas pesimistas, que temen atreverse a ir tras sus sueños por miedo al fracaso, también hay personas como Dean Schneider que se atreven a dejar una vida llena de comodidades para alcanzar sus sueños.

Dean tiene 26 años, es de Suiza y en su país natal tenía una vida muy acomodada como planificador financiero, que le permitía darse ciertos lujos como tener un buen apartamento y viajar por placer. Pero hace años decidió dejar su trabajo, vender todas sus posesiones y viajar a África, donde abrió Hakuna Mipaka, una especie de club donde ayudan a cuidar animales nacidos en cautiverio.

 

 

Si bien se especializan en leones y son los animales que más cuidan, en Hakuna Mipaka también hay monos, cebras, hienas, serpientes y todo tipo de animales que viven juntos en armonía.

 

 

Hakuna Mipaka significa “Sin límites” en Swahili y eso es lo que intenta transmitir Dean, que no hay límite a la hora de ayudar a los animales y sobre todo, de abrirles tu corazón  ellos. En Hakuna Mipaka las personas se pueden postular como voluntariados (tienen que pagar una cuota de entrada según el tiempo que deseen quedarse), donde podrán estar en contacto directo con los animales.

 

 

Desde niño Dean sintió una conexión muy especial con la naturaleza y participaba en cuanta agrupación de ayuda animal podía, hasta que eventualmente decidió dejar de ayudar como un hobby y convertirlo en su estilo de vida. Lealtad, apreciación, hermandad, audacia y libertad son los cinco valores principales de Hakuna Mipaka que cada trabajador del club y voluntario debe tener para ser parte de la experiencia.

 

 

Dean dice que la gente protege lo que ama, así que trata de enseñarle cada vez a mas personas a amar a los animales y la naturaleza, para que comiencen a preocuparse por ellos. En su Instagram (@dean.schneider), donde comparte sus aventuras tiene casi medio millón de seguidores y después de ver sus fotos, dan ganas de dejar el trabajo, venderlo todo e ir a disfrutar la vida como él lo hace, ¿no te pasa igual?