Bichón Maltés, el tesoro de Italia

El Bichón es pequeño, hermoso y simpático, una gran compañía que con su energía llena de vida el hogar, además de poseer gran inteligencia.

No hay dejarse engañar por su tierno aspecto: la verdad es que tiene un carácter fuerte. Sin importar su tamaño y complexión, en algún momento fue usado en la caza, por eso es muy buen cuidador.

Cuidados y estética

Al ser un can de pelo largo y liso, requiere cierto mantenimiento. Es una raza que necesita atención especializada y acicalamiento específico. Si no se tienen los cuidados adecuados, es muy probable que sufra de pelo enredado y nudos severos.

Cepillado: es fundamental que sea a diario, con un peine de púas giratorias.

Baño: se recomienda que sea cada tres semanas, aplicando un champú especial para perros con este tipo de manto. Puede usarse secadora, pero es importante que el aire caliente vaya en la dirección del pelo y no contraria.

Corte: se recomienda realizar un despunte, si tuviera el pelo demasiado largo, aunque también puede llevarlo corto. Es importante que se consulte al Médico Veterinario o a un esteticista profesional para asesoría en el corte.

Función

Actualmente funge como animal de compañía, gracias a su carácter y comportamiento, además de que su tamaño es ideal para casi cualquier tipo de casa u hogar. En el pasado fue utilizado para cazar animales pequeños, e incluso en algún momento debido a su temperamento se le consideró como parte de los Terrier.

Se debe prestar atención a la sociabilización desde edad temprana para evitar problemas futuros y que se convierta en un perro nervioso, asustadizo o agresivo. En cuanto a la convivencia con otras especies, para el Maltés suele funcionar bastante bien, ya que es un ejemplar bastante dispuesto; pero es muy importante siempre vigilar atentamente para evitar cualquier accidente.

Ojos profundos y hermosos

Una de las características esenciales de esta raza es su tierna y penetrante mirada. Durante mediados del siglo XIX seguramente tenía los ojos negros, aunque esto cambió, ya que en el estándar actual son marrón oscuro. Este requisito surge por la necesidad de reafirmar que los ojos fueran bastante oscuros, para evitar así los de tono rosado o rojizo.

Temperamento

Es un perrito que llama la atención y atrae las miradas por su aspecto tierno y bondadoso. Pero todavía es capaz de cazar alimañas (como ratas y ratones), así como disfruta enormemente de los paseos, pues tiene un gran sentido de la diversión. Por añadidura suele ser muy afectuoso con sus propietarios. Puede decirse que no sólo tiene evidente belleza, sino que es un can que posee cierto refinamiento.

Por otra parte, este pequeño cánido no es destructivo por naturaleza, sino que por lo general tiende a ser muy tranquilo. Tampoco manifiesta una agresividad muy marcada, y para ello la sociabilización es importante en este punto, aunado a que se evita pudiera convertirse en un animal nervioso, como se mencionó antes.

Salud 

Este pequeño y alegre ejemplar, suele ser muy sano y resistente, pero pueden surgir algunos problemas de salud. Es fundamental que las visitas al veterinario sean constantes y planeadas. También es posible buscar medicina complementaria, pero siempre considerando al tipo de especialista.

Puede padecer algunos problemas genéticos o hereditarios, también tiende al lamido acral (cuando no para de lamer sus patas), así como algunas complicaciones en extremidades, como rodilla o codo, cálculos en la vejiga, problemas oculares, orejas u oídos, entre otros.

Hay que prestar atención a la salud bucal: se recomienda cepillado de dientes, y si presenta sarro o mal olor, debe acudirse con el veterinario.

Cavidad oral (hocico)

Mordida: un crecimiento inadecuado o exagerado de la mandíbula tiene como consecuencia una mala mordida. Aunque la mayoría de los cachorros presentan el brote de piezas dentarias hacia las cuatro semanas de edad, algunos al nacer ya pueden tenerlas (principalmente incisivos),

El tipo correcto es la “mordida de tijera”, en la que la cara interna (lingual) de los incisivos superiores, hace contacto directo con la cara anterior (labial) de los incisivos inferiores. Este es el tipo de mordida ideal en la mayoría de las razas, incluyendo al Maltés.

La primera mordida con defecto es el prognatismo (que no es permitido), donde la mandíbula crece de más y se pierde el contacto entre los incisivos superiores e inferiores, por lo que se aprecia un espacio aumentado entre ambos. Otro tipo de mordida es el enognatismo o braquignatismo, contrario al anterior, en la cual hay un pobre crecimiento de la mandíbula con respecto a su longitud; este tipo también se considera una falta grave, incluso con prohibición de reproducción.

Dientes caducos: otro de los problemas presentes, al igual que en otras razas pequeñas, es la retención de dientes caducos. Perros y gatos tienen una dentadura caduca o temporal conocida en humanos como dientes de leche, los cuales posteriormente se perderán, pero darán paso a la dentadura permanente.

En el caso de la retención de los dientes, no se pierden con la edad, sino se mantienen fijos, viéndose principalmente en los caninos o colmillos, por lo que después de los cinco o seis meses de edad se observan dos piezas juntas. El problema es que el diente retenido ocasionará la desviación de la pieza permanente y una modificación de la mordida, por lo que si a los seis meses de edad no se ha eliminado, la deberá extraer el veterinario para evitar problemas como el antes mencionado.

Enfermedad periodontal o parodontal (parodontitis): es la más común en perros y gatos. Se considera que después de un año de edad, cerca del 90 % presentan la enfermedad. Su origen es la falta de higiene en la cavidad oral.

Primero se mantiene la placa dentobacteriana que, como su nombre lo indica, contiene bacterias, mismas que ayudarán a complicar el proceso de la enfermedad, ya que por acción de sus enzimas ocasionarán inflamación y precipitación de minerales, los cuales llegarán a formar una estructura dura llamada cálculo dental. Al seguir presentándose la inflamación por debajo de las encías, producirá mal olor (halitosis), por efecto de las bacterias presentes.

Además, puede llevarse a cabo la pérdida de las estructuras de soporte del diente con respecto a la mandíbula (dentadura inferior) o maxilar (dentadura superior), ocasionando pérdida de piezas dentales, debilitamiento del tejido óseo, hasta provocar fracturas del mismo, pero además la gran carga de bacterias puede asociarse a lesiones en corazón, pulmones, hígado y riñones.

De aquí la importancia de la limpieza dental en casa, y para esto cualquier veterinario del área de pequeñas especies podrá orientarnos en el proceso de limpieza y así evitar la pérdida de piezas dentales en ejemplares jóvenes.

Problemas oculares

Con respecto a los ojos y visión, podríamos considerar dos problemas de tipo hereditario que son mencionados en El Libro Azul: Enfermedades oculares presuntamente hereditarias en perros de raza pura, del Colegio Americano de Oftalmólogos Veterinarios (ACVO, por sus siglas en inglés).

Atrofia progresiva de retina (APR): los signos generalmente se aprecian a partir de los cinco años de edad y ocasiona ceguera en el ejemplar que la presenta. Lo malo es que el cachorro y perro joven se observan sin problemas e incluso los reproducen; sin embargo, tiempo después, cuando se presentan los signos de la APR ya es tarde (ya hay descendientes con la información genética de esta enfermedad), por lo que se considera importante realizar un examen de oftalmológico de control de formal anual y el certificado definitivo a los cinco años de edad.

Membranas pupilares persistentes (MPP): para ello hay que explicar que durante la vida embrionaria de perros y gatos, no hay pupila, sólo el iris como una membrana completa, y casi al final de la gestación se empieza a formar, por lo que el iris (que es un conjunto de músculos y vasos sanguíneos) se va “desgarrando” para dar origen a la pupila. No obstante, en ocasiones estas fibras que se presentan no se eliminan y se adhieren, ya sea a la córnea o al cristalino, lesionándolos. A estas fibras se les conoce como membranas pupilares persistentes.

Problemas ortopédicos

Muy posiblemente el problema ortopédico más común para el Maltés es la luxación patelar o de rodilla; ésta ocasiona que al trotar dé un pequeño brinco con los miembros posteriores. En el caso de razas pequeñas esta luxación ocasionará una desviación de las estructuras óseas del o de los miembros afectados (cadera, fémur, tibia), y predispone a la ruptura de ligamentos de la misma rodilla.

Existen cuatro grados de luxación y sólo puede clasificarse después de realizar un examen físico general y ortopédico, para así poder considerar las opciones de manejo médico y quirúrgico para corregir el problema. Lo importante con esta enfermedad es el diagnóstico rápido, ya que de un grado I pueden aumentar los signos hasta un grado IV.

Como podemos ver, tampoco las razas pequeñas están libres de enfermedades específicas, sino que son genéricas para ejemplares que tienen una talla similar. Por ello resulta importante realizar las revisiones necesarias para un mejor cuidado de nuestros compañeros.

El Maltés en el arte

Si hacemos un recorrido por la historia del arte notaremos que en ciertos cuadros se muestra a personas en actividades cotidianas acompañados de sus Bichones. Por ejemplo, el artista francés Joseph-Siffred Duplessis (1725-1802), impregnó su atenta mirada en una de sus obras, al igual que su compatriota, Joseph Caraud.

Giovanni Boldini (1842-1931), fue el pintor italiano que pintó a una mujer con un simpático Bichón con un moño, mientras que David Emile Joseph de Noter (1814-1892) hizo lo propio en una pintura de la época. Albert-Anatole-Martin-Ernest Lambron des Piltiers, de origen francés, pintó al óleo un curioso cupido al lado de una dama con un Bichón que sujeta las fechas, mientras levanta sutilmente la pata. Estas obras representan algunos ejemplos de su importancia en la era victoriana e incluso previa a ésta. 

El Bichón y los niños

De entrada, para que la convivencia entre niños y canes (o cualquier otro animal) sea sana, agradable y positiva, es necesario estar al pendiente de ambos, así como tener un plan y verificar el proceso para que ninguno de los dos salga lastimado.

Se debe tener siempre presente que aunque sea afín o afecto con los más pequeños de la casa, hay que poner mucho cuidado, porque sigue siendo un animal pequeño y frágil. Es importante criar niños empáticos hacia los demás seres vivos, en este caso, enseñarles que los perros no son juguetes.

Maf

Siempre ha habido celebridades que son muy afectas a sus animales de compañía, sobre todo los perros, al grado de considerarlos parte de su familia y llevarlos en sus viajes, giras, eventos y vacaciones, además de brindarles los mejores cuidados.

En este sentido Maf, la perrita Maltés de Marilyn Monroe, robó muchos corazones, no sólo por la presencia de su hermosa dueña. Esta simpática Bichón Maltés viajaba a todas partes con la estrella y era plagada de mimos. Fue un regalo por parte de Frank Sinatra, y se dice que fue para consolarla después de su ruptura con Arthur Miller. El nombre de la perrita en realidad es una abreviatura de Mafia Honey, pero que el gran sentido del humor de Marilyn convirtió en Maf.

Famosos y Bichones

Resulta que este pequeño cánido no sólo brilla en el arte, ámbito en donde vimos ha sido muy popular, sino que es uno de los consentidos de los famosos. Hoy en día existe un gran número de personas públicas que son afines a esta raza. Actrices, presentadoras y hasta cantantes disfrutan de la deliciosa compañía de estos pequeños tesoros italianos.

Personalidades como Miley Cyrus, Barbra Streisand, Christina Aguilera, Eva Longoria, Liz Taylor, Debbie Reynolds, Ellen Degeneres o Ana de Armas, por mencionar a algunas, han disfrutado de su compañía. No es de extrañar, ya que además de sus cualidades antes mencionadas, estos peludos compañeros son increíblemente fotogénicos y aman posar con sus glamorosas dueñas.

Incluso la cerdita Peggy, una de las protagonistas de la famosa serie The Muppets, tiene un hermoso can de esta raza.