Tijeretas, una mala reputación

Las tijeretas han ganado una mala reputación y es hora de poner las cosas en claro. A través de los años se ha dicho que estas buscan consuelo en los canales del oído humano, lo cual es falso. Según el Oxford English Dictionary esta ha sido una afirmación sin fundamentos, registrada en la Edad Media reflejada en diversos idiomas. Por ejemplo, su antiguo nombre francés, perce-oreille, se traduce como “oreja perforada”.

La nomenclatura científica de la tijereta es más instructiva. Las más de 2,000 especies pertenecen al grupo de los dermápteros, que significa “ala de piel”. Esto no podría ayudar mucho a mitigar su factor de asco, pero asiente a la importancia de sus alas, que cuando se despliegan son son hermosas y brillantes.

Victoria Alada

Las tijeretas tienes algunas de las alas más hermosas del reino animal. Normalmente escondidos y completamente ocultos , se expanden 10 veces o más de su tamaño durante el vuelo, cuando los insectos están buscando comida o compañeros.  Esto ha cautivado a generaciones enteras de curiosos naturalistas. Increíblemente, las alas pueden desplegarse y bloquearse en su lugar.

Un grupo de investigadores dirigido por Andrés Arrieta, profesor asistente de ingeniería mecánica en la Universidad de Purdue, publicó recientemente un artículo en ciencia sobre cómo funcionan las alas de las tijeretas. Cuando el equipo trató de modelar el mecanismo de despliegue utilizando un entendimiento tradicional de plegado similar al origami, no lo computó. Las alas simplemente no se doblan como los materiales conocidos típicos en un solo pliegue.

El equipo de Arrieta descubrió que las alas funcionan al poseer pliegues en forma de resorte, que tienen dos configuraciones estables.

Belleza en la bestia

Julia Deiters, investigadora de la Universidad alemana de Duisburg-Essen, quien recientemente fue coautora de un estudio sobre el tema, dice que las alas también están estabilizadas por pliegues que están doblados, en lugar de rectos. Estos arreglan las fuerzas mecánicas de una manera que permite que las alas se “bloqueen”, ya sea cuando están completamente abiertas o plegadas.

Ahora, después de trabajar con tijeretas durante años, Deiters dice que se ha dado cuenta de que las criaturas poseen personalidades únicas. De alguna manera, ella dice “se comportan como seres humanos”, incluidas las elaboradas exhibiciones de cortejo con las que los hombres intentan atraer a las mujeres.

Arrieta y otros esperan usar sus conocimientos sobre los mecanismos de las alas para crear imitadores en el futuro. Las alas les dieron la receta para hacer materiales similares. Dichos materiales podrían ser una herramienta invaluable con aplicaciones potenciales para hacer cosas como carpas de montaje rápido, paneles solares portátiles y electrónica compacta.