Convivencia con animales de compañía no convencionales

La tenencia de animales de compañía es una gran responsabilidad. En México, muchas familias enseñan dicha responsabilidad a los más jóvenes del hogar mediante la adquisición de pequeños mamíferos. Sin embargo, las tareas relacionadas a su tenencia deben ser supervisadas por los padres de familia o tutores, de forma que se conviertan en actividades que refuercen la convivencia familiar. A continuación, hablaremos un poco acerca de estas especies cuya tenencia es la más adecuada para fortalecer este vínculo.

Conejos y cuyos

Son dos de las especies más populares entre los animales de compañía no convencionales. Así mismo, sus requerimientos de ambiente y dieta son similares, en donde la familia puede participar como equipo.

Dentro de las necesidades ambientales de los conejos está la implementación de una jaula (lo más amplia posible) e incluso un corral espacioso. Ambos lugares deberán contar con refugios y sustrato suave, biodegradable y absorbente de profundidad adecuada. Es importante proveer de enriquecimiento ambiental, el cual puede ser creado fácilmente con tendederos de hojas verdes, piñatas de heno hechas de tubos de cartón, canastas de mimbre sin barniz, tapetes de ixtle y otros juguetes hechos de mimbre, ixtle o zacate natural.

La alimentación de cualquiera de ellos se debe basar principalmente en heno, ensalada de hojas verdes y una pequeña cantidad de pellets o alimento comercial. Los niños se podrán divertir inventando formas tanto de ofrecer el alimento como de enriquecer su hábitat.

Erizos

Aunque esta especie puede ser muy tímida, también requiere de una gran cantidad de actividad, por lo que se le deberá proveer de tiempo y espacio para cumplir con sus necesidades. Es importante recordar que es originaria de África, por lo que requiere una temperatura ambiental de 25 a 30 °C (en vida libre camina grandes distancias).

Para proveerle de la temperatura adecuada, es muy importante que un adulto siempre supervise el manejo de las fuentes de calor que se implementen, y así prevenir posibles accidentes, además de siempre tener la posibilidad de medir la temperatura del albergue con ayuda de un termómetro ambiental, con el fin de llevar una bitácora o cuaderno en donde se tome nota de las variaciones de la temperatura.

Puede además implementarse un corral de juegos para el erizo, el cual disponga de discos horizontales de ejercicio, refugios y enriquecimiento alimenticio, para lo cual se le deberá proveer de insectos como tenebrios, Zophobas morio (gusano rey; de adulto es un escarabajo negro) y grillos.

Finalmente, es fundamental tomar en cuenta que todas las especies requieren visitar a un Médico Veterinario Zootecnista especialista un par de veces al año. Esto puede implicar estrés en el animalito, si es que no está acostumbrado a ser manejado. Por lo mismo, se recomienda que diario se le ofrezca al menos 30 minutos de convivencia con las personas, de forma que se acostumbre al contacto y así sus visitas al consultorio sean lo menos estresantes posibles.