Alimentos dañinos para aves

MVZ Laura Martínez León.

Como ya lo hemos mencionado en diferentes ocasiones, las aves requieren de una alimentación variada, dependiendo de la especie; algunas necesitarán mayor cantidad de fibra, y otras un porcentaje más alto de semillas.

Lo ideal es ofrecer una gran variedad de alimentos de acuerdo con su tamaño y peso; sin embargo, existen algunos que pueden causar grandes daños a su salud, y que en algún momento hemos pensado ofrecerle (porque los consumimos) o quizá desee saborear.

 

 

Alimentos que pueden ser dañinos o tóxicos:

  • Aguacate. Contiene un aceite que produce la persina, una toxina fungicida cardiaca para todo tipo de aves. Los signos son letargia, anorexia, dificultad para respirar y muerte súbita; algunos síntomas se desarrollan hasta las 12 horas de la ingestión.
  • Cebolla. Sea cocida, cruda o deshidratada; contiene compuestos de azufre que al ser ingeridos pueden causar hemólisis o ruptura de glóbulos rojos que conducen a una anemia. También provoca irritación en la mucosa oral, esófago y buche, causando úlceras.
  • Ajo. Este ingrediente que sazona la mayoría de nuestros platillos ocasiona problemas en nuestras aves. Al igual que la cebolla contiene elementos similares como la alicina, que puede provocar anemia hemolítica con cuerpos de Heinz.
  • Jitomate. Al ser una fruta ácida, muchos veterinarios recomendamos no ofrecerla por la alta probabilidad de causar úlceras. Además contiene glicoalcaloides como la solanina, causante de anemia, debilidad, letargia y mucosas pálidas.
  • Hongos. Ciertas variedades de champiñones pueden ser no saludables si se ofrecen en crudo, y provocar falla hepática en algunas aves.
  • Semillas de manzana, cerezas y ciruelas. Contienen importantes cantidades de cianuro, así que deben ser retiradas antes de ofrecerles la fruta.

 

 

  • Chocolate. Al igual que en perros y gatos, la teobromina es un alcaloide estimulante del sistema nervioso que puede provocar hiperactividad, regurgitación, ansiedad, aumento de frecuencia cardiaca, convulsiones y hasta la muerte.
  • Café y té negro. Contienen cafeína y provocan casi los mismos signos que el chocolate.
  • Elote crudo. Tiene inhibidores de las proteasas tripsina y quimiotripsina. Las proteasas son enzimas naturales que hidrolizan las proteínas, por lo que las aves no pueden absorberlas. Estos inhibidores se desintegran con la cocción, así puede ser ofrecido sin problemas y ser nutritivo.
  • Leche y derivados. Las aves no digieren la lactaso, ya que carecen naturalmente de esta enzima, así que deben omitirse estos alimentos que pueden producir regurgitación o diarrea. Algunos derivados no tienen lactosa o muy poca como el yogur, el cual podrá ofrecerse, pero sólo ocasionalmente y en poca cantidad.
  • Alcohol, refrescos, embutidos. Son de alta toxicidad y pueden llevar a una muerte súbita.

 

Para conocer otros alimentos a ofrecer y su presentación, siempre hay que consultar al Médico Veterinario especialista en aves para una mejor asesoría.