Asha, una luz de esperanza

Hay infinidad de historias enternecedoras sobre nobles animales que son abandonados o maltratados. En Defensoría Animal hay un sinfín de anécdotas de este tipo, donde cada logro de este increíble proyecto es una oportunidad de una buena vida para algún animal. 

 

 

El caso de la pequeña Asha fue conocido a través de una persona que estaba trabajando en un proyecto a beneficio de niños en una zona desfavorecida del área metropolitana. Unos jóvenes se le acercaron y le contaron del caso de esta perrita que tenía una herida gravísima con hueso expuesto, solicitándole apoyo. Esta persona contactó a Defensoría Animal y les pidió ayuda, contándoles que ya estaban por amputarle la patita, pero estaban buscando quien la acogiera de forma temporal o un albergue que la recibiera.

Pero los albergues siempre están saturadísimos, así que considerar esta opción sería muy difícil, además de que resultaría complicado que se contara con las condiciones para poder alojar a un animalito lastimado. Así quedaron las cosas, sin embargo, no podían olvidarse así como así de la imagen de su patita destrozada.

Por eso una representante de Defensoría Animal consultó a un Médico Veterinario que siempre los apoya. Felizmente, le contestó que con gusto la evaluaría. Así que hablaron con quien la reportó y se ofrecieron a hacerse cargo del caso. Fue algo muy oportuno porque se canceló la amputación prevista para el día siguiente.

 

Un nuevo comienzo

Al otro día llegó la perrita en un taxi con sus rescatistas a la Clínica Animalitos, donde fue recibida. Después de evaluarla, los contactó el médico tratante y les dijo que el hueso no había perdido irrigación y que había una posibilidad remota, pero buena, de salvarle la pata si conseguían tratamientos en una cámara hiperbárica, pero que resultan muy costosos.

Difundieron este caso en redes sociales, además de solicitar sugerencias de nombres para ella. Recibieron muchísimas respuestas y por mayoría de votos al final se le bautizó como Asha, que en hindi significa “esperanza”.

 

 

Con amor las cosas mejoran

Asha fue ganando corazones en todos lados. Su mirada dulce y sus ganas de vivir y luchar fueron derribando barreras. Por un lado, la clínica hiperbárica les hizo un paquete de descuento para su tratamiento, por otro, la Clínica Animalitos los ayudó gestionando su caso, cuidándola y resguardándola día y noche. Y eso no fue todo, porque además muchísimas personas se sumaron al esfuerzo.

El caso de Asha se publicó en la web de Donadora y se logró reunir 20.100 pesos en aportaciones, además entre el equipo de Defensoría, amigos y familiares lograron recaudar los otros 30 mil. Fue realmente conmovedor ver cómo se iban sumando personas de todos lados para apoyarla.

Hoy su patita está casi totalmente recuperada. Asha está esterilizada, vacunada, desparasitada y lista para encontrar un hogar para siempre. Ella nos ha mostrado el lado más bonito del ser humano, de la solidaridad, la compasión y la entrega, porque cuando nos unimos y se tiene voluntad, ¡todo se puede! Pero sólo falta una cosa para que todo sea perfecto: ayudarles a encontrar hogar para Asha y cerrar una historia de esperanza con un final feliz.