Las razas más fáciles de entrenar

“Entrenar: en su uso más general y amplio se refiere a la acción y resultado de adiestrar; en tanto, adiestrar significa hacer diestro, enseñar o instruir a alguien sobre una determinada cuestión, una técnica o una actividad, entre otras, con determinada finalidad o misión”. 

Recordemos que un perro tiene que aprender lo que significa una palabra que para él no tiene ningún significado o tal vez nunca haya escuchado, por ejemplo sit (sentado) o down (abajo), y debe asociar esa palabra a conductas específicas como sentarse o echarse en este caso, o a otras más.

Existen razas que debido a la selección artificial a la que fueron sometidas (esto dependiendo del trabajo para el que fueron seleccionadas en el pasado), aprenden más rápido las órdenes que otras. Esta facilidad se puede asociar a perros que realizan labores en constante contacto con el ser humano, por ejemplo la cacería de otras especies, perros de trabajo o también de pastoreo.

 

Los perros más fáciles de entrenar.

Este pequeño listado está elaborado siguiendo el ranking de inteligencia de perros según el neuropsicólogo Stanley Coren, autor del libro La fabulosa inteligencia de los perrosEsto significa que las razas que a continuación vamos a mencionar requieren de menos repeticiones que otras para entender nuevas órdenes. Según el libro del Dr. Coren, estos perros hacen caso a la primera orden en un 95 %; esto significa que tienen muy pronta respuesta y aprenden rápidamente al ser adiestrados por entrenadores que no sean necesariamente profesionales.

 

  • Border Collie. Considerada la raza más inteligente de todas y con una energía interminable, requiere de una constante estimulación física y mental para no caer en el aburrimiento, lo que la llevaría a tener un mal comportamiento. Son animales tan listos que incluso un can de esta raza acude a una universidad en Alemania y ha demostrado que su especie aprende de la misma manera que un niño.

 

  • Poodle. Es un ejemplar pequeño, además es muy inteligente. Necesita mucho ejercicio, por lo que se debe encontrar la forma de dirigir, adecuadamente, su energía mental. Es cierto que algunos pueden ser nerviosos y muy ladradores, por lo tanto son buenos perros de alarma.

 

  • Pastor alemán. Necesita hacer ejercicio y ocupar su mente todos los días para que no se aburra, ya que sin suficiente actividad física y mental puede llegar mostrarse nervioso y destructivo, sobre todo si se le deja sólo.

 

  • Cobrador dorado. Se trata de una raza muy activa: requiere de una gran cantidad de ejercicio aeróbico y, de ser posible, tener la oportunidad de nadar; es fundamental que se le brinden las condiciones que solicita y también para dirigir su inteligencia. Si a estos perros no se les provee la oportunidad de ejercitarse y utilizar su energía mental, podrían convertirse en animales destructores.

 

  • Dóberman. Es un can que ama estar con la familia, por lo que no se debe dejar solo mucho tiempo. Al ser muy activo demanda ejercicio diario, así como correr; y al ser muy inteligente es importante proveerle de muchos retos mentales.

 

  • Pastor de Shetland. El Sheltie surgió a raíz del cruce de varios perros de tipo Collie, se empleaba para guiar y proteger ovejas de razas enanas, ponys e incluso gallinas; es tan inteligente como Lassie, la famosa y brillante Collie de las películas. 

 

  • Cobrador de Labrador. Es un perro muy fácil de entrenar y educar, lo que hace que fácilmente se convierta en el animal de compañía ideal. Además se trata de un can muy activo porque demanda una gran cantidad de ejercicio aeróbico y si es posible, incluso la oportunidad de nadar; asimismo precisa se le provea de muchos retos mentales para canalizar su inteligencia. 

 

  • Papillón. Es capaz de aprender una gran variedad de trucos y es un gran atleta: perros de esta raza compiten en campeonatos de agilidad. Es un excelente vigilante, aunque algo ladrador.

 

  • Rottweiler. Este can musculoso exige espacio y mucha actividad: desde caminatas diarias, sesiones interactivas para retozar, hasta la oportunidad de correr periódicamente. El ejercicio mental es aún más importante y apreciado, por ejemplo, será importante llevarlo a cursos de obediencia avanzada, agilidad, traer la pelota y usar juguetes interactivos.

 

  • Ganadero australiano. También demanda mucho ejercicio y tener ocupada su mente, ya que se puede aburrir con facilidad; si no se le provee de suficiente estimulación, puede manifestar muchas alteraciones en su conducta. Su educación se debe iniciar desde cachorro, junto con una excelente socialización, límites y un trato consistente. Inscribirlo en competencias de obediencia y de agilidad son muy buenas opciones para tener un excelente animal de compañía.

 

Como podemos darnos cuenta, los perros más inteligentes también son muy activos, por lo que si pensamos tener uno o en adoptar alguno que sea cruza o mezcla de las razas antes mencionadas, debemos estar muy bien preparados antes de recibirlo, desde tener todos los aditamentos y ambiente que requiere, así como también pasar mucho tiempo con él haciendo ejercicio y entrenándolo, pues si no se le brinde la opción de ejercitarse y utilizar su energía mental, podría convertirse en un animal destructor.