El abandono en números

Cada año se abandonan casi medio millón de animales en México, cifras proporcionadas por Defensoría Animal, A. C. Según datos del Inegi, 57 de cada 100 personas tienen animales de compañía; si consideramos que somos 129 millones de mexicanos, significa que 73.5 millones tienen al menos una mascota, y aunque resulta evidente el hecho de que muchas de ellas podrían compartir al mismo animal en casa, podría resultar una cantidad aproximada sobre la población existente.

 

 

Sin embargo, existe otro dato -también del Inegi- que puede darnos mayor precisión ya que indica que 70 de cada 100 hogares (es decir, 7 de cada 10) tienen un animal de compañía; esto significa que si consideramos que hay casi 33 millones de hogares en México, entonces hay (al menos) unos 23 millones de animales de compañía que tienen hogar. Partiendo de estas cifras se sabe que de estos hogares el 57 % tienen perros, en tanto que el 19 % poseen gatos y un estimado del 24 % tienen otras especies según el Instituto.

Por tanto, si consideráramos la posibilidad de que sólo existiera una sola mascota por casa (lo cual resulta muy poco probable), arrojaría una cifra de 13.2 millones de perros y 4.4 millones de gatos con hogar.

 

 

¿Todos los animales sin hogar han sido abandonados?

Es aquí donde el tema se torna interesante, porque el Inegi sólo puede cuantificar la cantidad de perros o gatos que tienen hogar, pero no toma en cuenta a todos los que viven en la vía pública o que fueron abandonados. Sabemos que la experiencia internacional menciona que el 70 % de la población total de los perros (dato que en México se aplica perfectamente) no tienen casa o se encuentran en situación de calle.

Esto se traduciría en que hay 30.8 millones de perros en la vía pública, muchos en situación de abandono y unos 13.2 millones con hogar, pero si pensamos en todos aquellos que podrían ser de dueños irresponsables (aquellos que les permiten vagar sin restricción), digamos que, siendo conservadores, en realidad hay más de 30 millones de perros sin casa en nuestro país.

 

 

¿Qué hacer ante esta situación?

La cifra antes mencionada resulta preocupante porque además es una llamada de alerta por la cantidad de problemas asociados a esta enorme cifra de animales abandonados, que van desde el tema de la salud pública, el medio ambiente, el maltrato y crueldad animal, hasta la violencia social o los casos de ataques mortales a personas por parte de perros sin responsables de ellos.

 

 

Tenemos un gran reto como sociedad, reto que los Gobiernos deben comprender y asumir, donde seguir bajo este esquema reactivo y no preventivo, va a condenarnos a un fracaso definitivo. No obstante, hay esperanzas, ya que una forma contundente de abordar este problema es educando, esterilizando, adoptando y  sancionando la tenencia irresponsable de mascotas, así como la venta ilegal de animales (incluso son especies en riesgo).

En resumen, resulta urgente cerrar la llave desde estos frentes si deseamos un país con menos animales abandonados y todo lo que conlleva.