Camaleones: algo más que bellos colores

MVZ Thalia Rojas Chimal.

Los camaleones se han vuelto parte de la lista de animales de compañía no convencionales más populares, por su peculiar comportamiento al moverse y al alimentarse, por lo entretenido que resulta armar su terrario, pero principalmente por sus colores tan bellos y la facilidad con la que pueden cambiar de tonalidad de un instante a otro.

 

 

Durante mucho tiempo se ha estudiado su comportamiento, así como se ha hablado de muchas teorías sobre cómo hacen para cambiar de color y por qué lo hacen. Los camaleones tienen dos capas de células iridiscentes llamadas cromatóforos, las cuales están formadas por pigmentos que reflejan la luz. Ahora bien, dichas células contienen diminutos cristales de diferentes formas y tamaños que conforme se acomoden, será el color que van a irradiar.

Es el sistema nervioso de los camaleones lo que les permite mandar señales de cómo se van a acomodar estas células y a la vez los cristales.

 

Piel relajada contra piel excitada

Entonces, cuando observamos cambios dramáticos en la coloración de las escamas de nuestro camaleón, tiene que ver con la disposición de los cristales que están en las células más expuestas, es decir, en la capa de cromatóforos más superficial. Al encontrarse en un estado de relajación, su piel y sus escamas también lo estarán, así que los cristales de las células de color permanecen juntos, por lo tanto, las células reflejan sólo los colores de longitudes de onda corta, como los azules.

Sin embargo, cuando nuestra mascota se encuentra enojada o alterada, la piel se expande y los cristales de los cromatóforos van a reflejar tonos de longitud de onda larga como los amarillos, rojos y naranjas. La posición de los cristales y la combinación entre estas dos gamas de colores, hacen posible los cambios tan hermosos y repentinos de la piel de esta especie.

 

¿Y para qué cambian de color?

Camuflaje: lo realizan para confundirse con su entorno y así evitar llamar la atención de los depredadores, pero también para no ser detectados por sus presas y garantizar el éxito durante la caza.

Termorregulación: es otra de las funciones del cambio de color; algunos camaleones que habitan en zonas de altas temperaturas, desde muy temprano presentan tonalidades oscuras para absorber la mayor cantidad de calor, mientras que en la tarde serán de tonos muy claros para reflejar al máximo la radiación solar.

Comunicación: es uno de los principales motivos para que cambie de color, ya que le permite comunicarse con otros miembros de su misma especie. El tono le va a indicar a sus pares su estado de salud, etapa reproductiva o su nivel de estrés.

 

 

Como ves, los camaleones resultan un reptil asombroso y hermoso, es importante admirarlos no sólo por su belleza, también por salud, pues a nosotros como propietarios, los cambios de coloración que podemos apreciar en el animalito, nos ayudarán a detectar si algo no está bien con la salud de nuestra mascota.