Limpieza dental en gatos

La limpieza de los dientes es tan importante tanto en nosotros como en nuestros animales de compañía, ya que si no se realiza o no se lleva a cabo de manera adecuada, lo más común es que se desarrolle la enfermedad periodontal, que puede afectar a los gatos en diferentes formas.

La enfermedad periodontal es el problema más común en la boca de los gatos adultos y se caracteriza por la presencia de placa bacteriana sobre el esmalte de los dientes. Con el paso del tiempo, este conjunto de bacterias crece y se solidifica, formando grandes cálculos, ¡verdaderas piedras!

Esto ocasiona inflamación de la encía, lesiones en el esmalte y raíces dentales, incluyendo la pérdida de piezas dentales. Por todo lo anterior, comprenderás que se trata de un proceso muy doloroso que se acentúa al momento en que el animalito tiene hambre y necesita alimentarse.

 

 

Enfermedades en dientes y encías

Signos clínicos frecuentes que presenta un gato con enfermedad periodontal:

  • Mal aliento.
  • Salivación excesiva.
  • Preferencia por alimentos suaves.
  • Menor consumo de comida.
  • Maullidos, dificultad para bostezar, además de tocarse la boca y soltar la comida (por dolor).
  • Disminución en el acicalamiento. Recuerda que los gatos pasan muchas horas del día realizando esta rutina, dejando su pelo limpio y brillante, pero cuando tienen dolor en la boca es un lujo que ya no se pueden dar.

Desafortunadamente, las bacterias involucradas no se limitan a afectar la cavidad oral, sino que también pueden provocar lo siguiente:

  • Abscesos cercanos al ojo, que sobra decir son bastante dolorosos.
  • Incluso pueden llegar al corazón y los riñones, ocasionando problemas graves.

Como deseamos que tu gato no presente dolor en la boca y nos encanta la idea de que coma contento el alimento que con tanto amor le das, te recomendamos implementar un programa de salud oral que incluya: cepillado dental, la utilización de productos para limpieza bucal durante el cepillado y en el agua de bebida, además de premios diseñados para este caso y juguetes especiales. A continuación describiremos cada uno de ellos:

 

1. Cepillado dental

Te recomendamos limpiar la cara lateral de los dientes de tu gato, ¡pero hazlo diariamente! Puedes utilizar dedales y cepillos dentales que se adaptan a la forma y tamaño de su boquita. Los mininos adultos tienen en total 30 dientes (12 incisivos, cuatro colmillos, diez premolares y cuatro molares), pero son tan pequeños que no vas a poder distinguir la mayoría de ellos mientras los cepillas, así que recuerda que sólo podrás sentir su contacto.

2. Usa productos para limpieza bucal durante el cepillado

Puedes adicionar pastas o geles que evitan la formación de placa bacteriana, pero debes tener cuidado de que sean especiales para los gatos, de sabor agradable y formulados para que puedan ser ingeridos, puesto que contrario a nosotros, ellos no escupen la pasta al final. Al principio, comienza con pequeñas cantidades del producto y conforme tu gato lo acepte, incrementa hasta llegar a la cantidad indicada.

3. Productos para limpieza bucal en el agua de bebida

Son soluciones especiales que se utilizan con la finalidad de evitar el mal aliento y retardar la velocidad con la que se acumula la placa dental. Como los sabores nuevos no les agradan a los felinos, debes comenzar con dosis muy pequeñas y de manera gradual incrementar la cantidad hasta que alcances la dosis indicada del producto.

Por poner un ejemplo, si el fabricante te indica diluir 5 ml del producto en 500 ml de agua, comienza con 1 ml la primera semana e incrementa 1 ml cada semana, hasta alcanzar los 5 ml.

4. Premios especiales

Son parecidos a las croquetas, así que puedes darle unos cuantos diariamente a tu gato, con la finalidad de remover el acúmulo de placa dental. Así, podrá disfrutar de sus premios mientras le limpias los dientes. ¡Una maravilla!

5. Juguetes especiales

Existen juguetes que tienen una red alrededor. Esto ayuda a remover placa bacteriana cuando tu minino lo mordisquea. ¡Qué divertido!

 

De las cinco estrategias mencionadas con anterioridad, es importante que lleves a cabo todas las que te sean posibles, ya que ninguna es 100 % efectiva.

 

¿Cómo hacer para que tu gato se deje limpiar la boca?

Es muy importante que lo acostumbres al procedimiento, comenzando con sesiones cortas y movimientos suaves, esto es, paso a pasito.

  1. Acaricia su cara, a la altura de los bigotes, cerca de los dientes.
  2. Manipula la boca.
  3. Envuelve tu dedo índice de tu mano más hábil en una gasa y pásalo por sus dientes.
  4. Agrega los productos especiales para limpieza bucal sobre la gasa.
  5. Cambia la gasa por el dedal o el cepillo dental.

Puntos importantes:

  • De manera ideal sería bueno acostumbrarlo al procedimiento desde que es cachorro. 
  • Debes ser paciente y constante para generar confianza en tu gato.
  • Toma muy en cuenta que la transición de un paso a otro debe ser lenta.
  • Cuando tu minino permita la manipulación, prémialo con caricias, juego o una pequeña cantidad de su alimento preferido.
  • Pero en el caso de que no permita ese manejo, no lo obligues ni castigues; respira, relájate y déjalo tranquilo. Intenta en otro momento.
  • Si hay dolor en la boca, evita cepillar los dientes hasta que se haya resuelto el problema (nos referimos a una limpieza dental profesional) o su veterinario le haya instaurado terapia analgésica.

 

Limpieza dental profesional

Si la enfermedad periodontal de tu gato ya es grave, no intentes limpiarle la boca, ya que podrías ocasionarle más dolor. Lo que requiere a estas alturas es una limpieza profesional bajo anestesia para remover placa y cálculos dentales, además de pulir los dientes. También podría ser necesario:

  • Administrarle un analgésico y antibioterapia, antes y después del procedimiento.
  • Estudios de laboratorio prequirúrgicos.
  • Estudios radiográficos.
  • Retirar piezas dentales muy dañadas y dolorosas.
  • Tomarle una biopsia (muestra de tejido) para estudio histopatológico de lesiones particulares.
  • Continuar con la terapia analgésica y antibiótica después del procedimiento.

Después de la limpieza dental profesional, debes seguir con el programa de salud oral en casa, para evitar que se vuelva a presentar la enfermedad periodontal.

Haz de la limpieza dental de tu gato una rutina, un momento especial del día en el que además de ayudarle a mantener su boca en buen estado, lo recompensas con sus actividades favoritas. 

Sin embargo, si tu minino necesitara de una limpieza dental profesional, no la retrases, puesto que la enfermedad periodontal puede ser muy dolorosa ¿Te imaginas lo que debe sufrir si tiene mucha hambre y no puede comer por dolor? No dudes en platicar con el Médico Veterinario sobre la salud oral de tu animalito, ya que es un tema fundamental para su bienestar.