Cuáles son los tipos de pelaje canino y cómo cuidarlos

A continuación te platicaremos datos muy interesantes para que conozcas la función del pelo y por ende, de la piel de tu mascota.

Tipos de pelaje

Pelo corto. Presenta una capa lisa con brillo, longitud no superior a los 4 cm; se cree erróneamente que estos perros no tiran tanto pelo como otros, pero en realidad se nota menos su caída, porque tiene los mismos ciclos de muda que los demás. Algunos ejemplos de estas razas son Chihuahueño, Boston Terrier, Bulldog francés, Bulldog inglés, Pug, Pinscher miniatura, Dóberman, Bóxer, Bull Terrier, Weimaraner, Gran Danés.

Pelo medio largo. Entre los más comunes están el Cócker Spaniel y el Golden Retriever. Puede o no enredarse su pelo, sin embargo, es el que con frecuencia es un suplicio para los propietarios, quienes no será raro encuentren pelo hasta en la sopa.  

Pelo largo. Varía en su longitud, pero es mayor a los 5 cm. Está desde el Yorkshire Terrier hasta el Afgano, pasando por el Shitzu o el Lhasa Apso. En este tipo de pelaje tiende a ser más notoria la muda, pues es común ver pelo suelto por toda la casa; una teoría errónea es que si se les rapa ya no tirarán pelo, pero en realidad la caída es menos notoria (como ocurre con los de pelo corto).  

Pelo rizado. Incluye al popular Poodle (en sus tres tamaños) y su primo el Bichón Frisé. Este pelo tiene la característica de que el que se cae queda con frecuencia enredado con el que no se ha desprendido, creando incluso una verdadera zalea si se le da el tiempo suficiente; esto hace creer que no mudan, tiran o cambian de pelo.

Pelo duro. Representados principalmente por los Terriers, como el Fox Terrier, el Airdale Terrier, el Westy, el Scotch Terrier, entre otros, que poseen un pelo semilargo pero con suficiente dureza que requerirá de un tipo de estética especial llamado stripping o arrancado, muy popular entre los expositores, alegando que si se les rasura, el pelo saldrá muy delgado y con menor cuerpo; queda a criterio del propietario someter a su perro a esta técnica.  

Sin pelo. Como el Xoloitzcuintle y el Crestado chino, a los que se ha sumado el Perro sin Pelo del Perú, el Terrier americano sin pelo y el Pila argentino. Esta variante genética no tendrá problemas con la caída o la muda, sin embargo, requiere de cuidados especiales.  

Pelo grueso y manto denso. Se encuentran todos los perros nórdicos, como Chow Chow, Siberian Husky, Samoyedo y Malamute de Alaska, quienes nos recuerdan que además de un pelaje primario, esta especie tienen un manto o pelaje fino que es mucho más notorio en estas razas, pero que también estará presente en mayor o menor proporción en las otras.