Pez disco, el rey del acuario

Los peces disco requieren de atención esmerada en su alimentación y cuidado en la calidad del agua, por lo que es muy importante prestar atención al aseo de su hábitat, para evitar que contraigan enfermedades y parásitos. Así que, no sólo son considerados los reyes del acuario por su enigmática y bella apariencia, sino también porque necesitan de cuidados específicos para su bienestar.

 

 

Apariencia

Poseen un cuerpo achatado y con forma redonda; sus aletas, dorsal y anal, recorren el cuerpo hasta la región de la cola. Por otra parte, la coloración de su piel les da un distintivo especial, ya que va desde el azul oscuro o el amarillo, hasta el blanco o rojo intenso, además poseen nueve bandas negras que atraviesan su cuerpo en sentido vertical, y dependiendo de su estado de ánimo, cambia su intensidad del color.  Sus ojos rojos los hacen aún más vistosos.  Durante la época de reproducción, se notará que la papila genital de los machos se torna en forma puntiaguda y en las hembras redondeada. Pueden vivir hasta 12 años.

 

 

Hábitat

En vida libre provienen de regiones sudamericanas. Es común encontrarlos en cuencas cercanas a los ríos del Amazonas, por lo que son completamente afectos al clima tropical. Es fundamental que dentro del acuario se procure mantener una temperatura ideal, además de un pH adecuado y tener una higiene óptima para evitar que se contagien de bacterias y enfermedades, ya que son muy susceptibles.  

 

 

Alimentación

Es fundamental que tengan una dieta combinada entre alimentos vivos (larvas de mosquito o artemia), escamas y algunos vegetales, incluso se puede hacer papilla casera con hígado y corazón de pollo, huevo, zanahoria, plátano, entre otros ingredientes. En el caso de optar por una comida casera, se necesitará estar al pendiente de la limpieza del hábitat para evitar enfermedades y suciedad.

Se les debe alimentar dos veces al día en pequeñas cantidades, ya que tienden a morir por sobrealimentación. Si se les va a proporcionar un alimento comercial, se debe revisar que sea adecuado para la especie, alto en proteínas y vitaminas para que tengan un buen estado de salud.

 

 

Consejos para su mantenimiento

  • Es recomendable comprarlos en grupos de tres, por ejemplo.
  • Al acudir a comprarlos, hay que asegurarse de adquirir ejemplares que no estén estresados y que no acaben de llegar al establecimiento.
  • Los peces necesitan de grandes volúmenes de agua. Se debe comenzar con 100 litros e ir aumentando 40 litros por cada pez que se adquiera. Además hay que estar al pendiente de que el pH esté por debajo de 7.
  • Para cambiar el agua, bastará con renovar un 20 % de ella con una frecuencia semanal. Hay que colocar gravilla en el fondo de la pecera, de modo que el pez no se confunda con el reflejo del cristal y se golpee.

 

De no cumplir con los requisitos anteriores, hay muchas probabilidades de que los ejemplares se enfermen, por ello es muy importante estar al pendiente de ellos y de su bienestar.