5 alimentos básicos en las aves

La alimentación de las aves es quizá un tema generalmente conocido a grandes rasgos, de pronto escuchamos que el alpiste, las semillas de girasol y las naranjas son lo mejor para estos animales de compañía; sin embargo, la dieta en aves resulta muy importante, ya que una mala dieta en estos animalitos puede ser una de las causas más comunes por las que tengan que ir a consulta médica.

 

Frutas

Por su contenido de azúcar, las frutas son uno de los alimentos favoritos de las aves, según especialistas, lo ideal es ofrecerles mínimo tres variedades de fruta al día, para evitar la selección. Estos alimentos les aportarán vitaminas y minerales para embellecer sus plumas y piel, fortalecerán sus alas y las llenarán de energía.

 

 

Vegetales

No sólo a los niños es difícil darles verduras, para las aves también resulta complicado de aceptar, incluso a veces por suponer que lo les gustarán, no las ofrecemos, pero son fuente importante de carbohidratos, fibra, vitaminas y minerales. Prueba ofreciéndole a tus aves vegetales crudos o cocidos, en trozos pequeños o grandes, bien lavados y desinfectados, quizá te sorprendan y les gusten mucho.

 

Semillas y granos

Las semillas y los granos resultan de los más apetitosos para las aves, ya son altos en grasas y carbohidratos. Se sabe que cuando su alimentación se basa sólo en un ingrediente, se pueden provocar grandes deficiencias nutricionales y daños metabólicos en las aves, por lo que se recomienda ofrecer una mezcla variada.

Proteína

Puedes ofrecer a tus aves una o dos veces por semana un poco de huevo cocido, carne magra cocida y derivados de leche (como quesos o yogur); para que complementen su dieta. Sin embargo, hay que dárselos con cautela y en pequeñas cantidades para evitar diarrea.

Croqueta especializada

Existe un tipo de croqueta especial para aves, y por especie, que cubre casi todos los requerimientos nutricionales, puedes asignar este alimento del 30 hasta el 50 % de la dieta total. Lo ideal es mezclar las croquetas con otros ingredientes, cualquiera de los anteriores, en un plato u ofrecerla una vez al día.

Es importante tener presente que la alimentación variará de un canario a una guacamaya, por ejemplo. Así que lo ideal es que consultes con el médico Veterinario las necesidades nutricionales de cada ejemplar para ofrecerle mejor nutrición y calidad de vida, lo que ayudará a prevenir enfermedades.