Obstrucción intestinal

Si eres pet friendly, seguro sabrás que de pronto los perritos sufren ciertos padecimientos estomacales, en su mayoría porque suelen ser muy inquietos de cachorros y tienden a morder todo lo que encuentran, generando en ocasiones obstrucciones intestinales; esto es más común entre los cuatro y los seis meses de edad, después y cerca de los 12 meses es cuando se tiene el mayor número de casos de obstrucción intestinal.

No siempre se dan obstrucciones intestinales surgen cuando son cachorros, también influyen los hábitos alimenticios que tengamos con nuestra mascota, pues se pueden presentar obstrucciones en perros mayores que quizá no pudieron masticar algo, por ejemplo: un elote, un hueso, etcétera.

 

 

Tipos de obstrucciones intestinales

Los casos más comunes se deben a la ingesta de huesos, prendas de vestir y otros, en el caso de perros adultos. Las obstrucciones en los gatitos son generalmente por juguetes, una de las más peligrosas es por ingerir hilos, ya que por lo general un extremo se encuentra en la boca y el otro en el intestino, o incluso se localizan a nivel de la región perianal, esto significa que el hilo ha pasado a lo largo de todo el aparato digestivo.

Lo peligroso de esta obstrucción es que el intestino se pliega al hilo o cuerpo lineal como un acordeón, y si se trata de retirar jalándolo, podría ocasionar un corte a todo lo largo del intestino, lo que conllevará a un gran dolor, sepsis, sangrado interno y la muerte. Por lo tanto, es importantísimo que si notas un hilo u otro material lineal asomando por ano o por boca, ¡nunca debes jalarlo! Lo indicado es llevar de inmediato a tu mascota con el Médico Veterinario para su correcto manejo.

Por otra parte, tanto perros como gatos también pueden presentar obstrucciones como consecuencia de traumatismos (caídas o atropellamiento) que ocasionen fracturas de pelvis y que disminuyan la abertura del colon, donde la obstrucción se asocie a no poder eliminar las heces. En otro caso, los machos pueden presentar enfermedad prostática en donde aumenta el tamaño de la próstata; esto tiene el mismo efecto que el caso anterior y la consecuencia es que no pueden defecar, que en casos graves ocasiona una dilatación severa del colon que termina en su extirpación quirúrgica.

 

 

Hay otro caso en donde los órganos abdominales se desplazan o presentan giros sobre su eje impidiendo el paso del alimento, si no se manejan de forma inmediata, pueden ocasionar de forma irremediable la muerte. Otra obstrucción lamentablemente común se puede originar por un incremento en la movilidad intestinal, que es cuando el intestino se mete en sí mismo, como si una parte se “comiera” a otra porción y es cuando se le llama intususcepción intestinal.

Síntomas de obstrucción intestinal:

  • Dolor
  • Distensión abdominal
  • Falta de apetito
  • Decaimiento
  • Deshidratación
  • Vómito
  • Diarrea

 

 

Diagnóstico y tratamiento

Primero se trabaja con la información proporcionada por el propietario, los signos clínicos y los hallazgos al palpar el abdomen, al hacerlo muchas veces el veterinario puede sentir la obstrucción. El diagnóstico definitivo se lleva a cabo mediante estudios de imagen (radiología, ultrasonido), que permitirán ver los signos de obstrucción o la causa y signos asociados a ella.

Una vez confirmado el diagnóstico de obstrucción intestinal, la mayoría de los pacientes deberá ser sometida a cirugía, similar en todos los casos, pero que al final puede tener modificaciones según los hallazgos durante la cirugía. En los procesos más sencillos de obstrucción, sólo se realizará la incisión de la zona y se retirará lo que la produce. Para los casos más graves, se debe extirpar la zona lesionada, ya que de lo contrario la mascota corre el riesgo de sufrir secuelas severas como la peritonitis.

Prevención

Es importante que tengas la precaución de revisar el entorno en donde estará tu mascota, puedes echar un vistazo a dos alturas, primero, desde nuestra altura y luego en posición de cuclillas o de rodillas para poder checar hasta por debajo de los sillones; la idea es quitar todos los objetos que puedan ser ingeridos por tus perritos.

 

 

Como ves, una obstrucción intestinal en tu mascota puede ser muy probable, así que la sugerencia es tomar las precauciones necesarias para evitar mayores males ye incluso cirugías, en caso de que detectes obstrucción debes ir de inmediato con el Veterinario.