¿Por qué entrenarlo?

Es necesario tomar la responsabilidad de educar a nuestro perro para que sea un miembro de la familia que pueda convivir no sólo en casa, sino también en otros ambientes, es por ello que su educación es tarea conjunta de todos los integrantes de nuestro núcleo familiar, de acuerdo a sus capacidades.

Adiestrar a esta especie implica aprender técnicas de enseñanza, apoyarse en libros y gente con experiencia comprobable es muy importante; no caigamos en la trampa de pensar que sólo por llevarlo con un “entrenador” nos va a resolver el “problema”. Hacerlo para comenzar la práctica de un deporte canino requiere mucho tiempo y constancia, por eso insisto en asesorarse con los mejores, en toda la extensión de la palabra, evaluando la calidad de trato a sus animales y la disposición auténtica de apoyar; tenemos que conocerlos a fondo.

Para finalizar, mientras más temprano se comience con la educación del perro, más fácil aprenderá en el futuro. Todos aquellos que gozan de buena salud tienen la capacidad de hacerlo, no importa la edad. La mejor manera de disfrutar al nuestro es justamente ésta, enseñándole y sorprendiéndonos de su capacidad.