Orion: cazador cazado Pt. 3

Orión fue un cazador inaudito, tanto que su ego desmedido despertó la ira de Apolo, quien envió una poderosa bestia para perseguirlo. Al final, él y su fiel perro Sirio, su fiel perro, llegaron a formar parte del firmamento, de ahí la constelación de Orión y Escorpión, nombre de la bestia enviada a acabar con su vida.

Pero otro perro de la jauría de Orión también murió de pena y desconsuelo; se trataba de Procyon, hermano de Sirio, que al verse solo, sin su amado dueño y sin su queridísimo hermano, murió de amargura. Por su fidelidad también fue enviado al firmamento convertido en 47 estrellas, las cuales constituyen la constelación del Can Menor, cuyo astro principal lleva el nombre de Procyon. Así, Orión, Sirio y Procyon, van siempre juntos en una eterna cacería por el infinito.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA