Contra la disfunción cognitiva: vida sana

Aunque el envejecimiento de nuestros amigos peludos es algo que no podemos evitar, hay algunas formas con las que podemos retrasar las desventajas de disfunción cognitiva, entre ellas está la vida activa y sana, pues el equilibrio puede ser una gran factor de ayuda.

El ejercicio moderado, combinado con una alimentación sana, al parecer tiene un efecto benéfico contra la disfunción cognitiva. Gran cantidad de investigaciones concluyen que el ejercicio es una actividad beneficiosa en aquellas enfermedades en las que está involucrado el estrés oxidativo debido a su capacidad antioxidante.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA