¿Los perros van al Nirvana?

Hace algunos días el diario estadounidense The New York Times publicó una crónica sobre los perros de Bangkok en Tailandia; en específico, sobre los dueños que al perder a sus mascotas buscan despedirlos con algunos rituales budistas para alcanzar el Nirvana (un estado de liberación o iluminación).

En este texto se nos cuenta que algunos animales de compañía como perros, gatos, hámsters, lagartos, serpientes y tortugas, son llevados con monjes de esta religión al morir para que a través de sus cánticos y oraciones celebren el ciclo de la reencarnación y la transición a la siguiente vida.

Y es que lejos de lo que parece, este tipo de servicios han ido incrementando en el país asiático a pesar de los múltiples problemas sociales y ecológicos que se viven; considerada por muchos una ciudad desorganizada con pocos espacios verdes y en la que es normal que una serpiente pitón devore a un cachorro al menor descuido.  

Por si fuera poco, se sabe que el gobierno de Bangkok ha mantenido una actitud indiferente respecto a los animales callejeros de la zona, al grado de que no se pueden encontrar muchos lugares para esterilizarlos o informarse sobre la tenencia responsable; lo que ocasiona que en la capital tailandesa existan cerca de 100 mil perros en situación de calle.

Si quieres leer el texto original, da clic aquí.