Beagle

Otros nombres: Beagle inglés.
Origen: Gran Bretaña.
Clasificación FCI: Grupo 6 Perros tipo Sabueso, perros de rastro y razas semejantes; sección 1.3 Sabuesos de talla pequeña.
Clasificación AKC: Grupo 2 Perros de rastreo y sabuesos.
Estatura: entre 33 y 40 cm (a la cruz).
Peso: 15 kg en promedio.
Edad promedio: 12 a 15 años.
Coste de mantenimiento: moderado.
Temperamento: tenaz y determinado, por sus antecedentes de cazador, seguirá un rastro sin importar otra cosa. Alerta, inteligente y de temperamento equilibrado, amable y vigilante, no agresivo ni tímido.
Pelaje: corto y denso, resistente a las intemperies.
Color: tricolor, azul, blanco y fuego, manchado tejón, manchado liebre, manchado limón, limón y blanco, rojo y blanco, negro y blanco, o blanco. Con manchas definidas o moteados. La punta de la cola es blanca.
Mandíbula: mandíbulas fuertes, con incisivos superiores alineados a los inferiores e implantados verticalmente en los maxilares.
Trufa (nariz): ancha, ventanas amplias, negra de preferencia; se permite pigmentación atenuada en ejemplares de colores claros.
Ojos: color pardo oscuro o avellana, grandes, no prominentes, bien separados uno del otro, con una expresión dulce y simpática.

Otras características
Cuerpo: cuello lo bastante largo para permitirle inclinarse para el rastreo, con ligera papada; cuerpo corto, pero con un lomo poderoso y recto; costillas bien arqueadas; vientre ligeramente levantado. El perro no se balancea en movimiento.
Extremidades: miembros delanteros rectos y verticales, del mismo ancho hacia los pies. Muslos musculosos. Pies compactos, de almohadillas fuertes; no son deseables los pies de liebre (dedos abiertos). Zancada libre, alcance largo y recto.
Cola: moderadamente larga, de inserción alta, es llevada de forma alegre, pero no enroscada sobre la espalda o inclinada hacia su raíz. Bien cubierta de pelo, sobre todo en su parte inferior.
Cabeza: no es tosca y es más fina en la hembra; libre de arrugas y sin el ceño fruncido. Stop (región frontonasal) bien definida.
Hocico: no debe ser puntiagudo.
Orejas: largas, con la punta redondeada, la cual alcanza casi la punta de la nariz cuando están dirigidas hacia adelante. De inserción baja y textura fina, cuelgan graciosamente pegadas a las mejillas.