¿Cómo se ven los Beagle?

Más que un sabueso guapo

El Beagle es un perro “todo en uno”. No es tan grande, ni demasiado pequeño (mide de 33 a 38.1 cm y pesa de 8 a 13.5 kg); es atlético sin ser musculoso ni magro. Tampoco es agresivo o tímido, y si bien es amistoso, no raya en lo servil. El Beagle tricolor es el más común, pero también existe en colores como tostado, rojo, limón y azul jaspeado. ¿Sabías que los ejemplares tricolor al nacer son blanco con negro y que adquieren el tono tostado a los pocos meses?

Es un sabueso con bandera propia, ya que debe tener la punta de la cola blanca, lo cual le sirve para ser identificado y localizado cuando rastrea en el campo con la nariz pegada al suelo. Sobre su anatomía, es de cabeza abovedada y suave, mediana, de hocico cuadrado, con mandíbulas fuertes y mordida de tijera, mientras que sus enormes ojos le confieren un aspecto dulce y suplicante. Sus orejas son largas, de inserción baja, son muy suaves y redondeadas de las puntas.