Belleza felina: cepillado

En los mininos, el cepillado es muy importante para cuidar no sólo de la salud y la belleza de la piel y el pelo, sino que este hábito también tiene una gran injerencia en otros aspectos de la salud felina. Debido a sus hábitos de acicalamiento, los gatos pueden deglutir una gran cantidad de pelo si no los cepillamos. Al deglutirse, este pelo actúa como un cuerpo extraño e irrita la mucosa gástrica pudiendo causar vómito. Si bien no deben presentar más de dos vómitos asociados con la ingestión de pelo por año, si rebasan esta cantidad es necesario acudir con el Médico Veterinario. Al cepillarlos les ayudamos a eliminar el pelo muerto, con ello se reduce la cantidad que ingieren cuando se acicalan y por tanto, la cantidad de vómitos asociados a esta causa.

La frecuencia del cepillado depende del tipo de pelo y estilo de vida de cada gato, pero de manera general se recomienda que los ejemplares de pelo largo se cepillen diario y los de pelo corto por lo menos una vez por semana.
Además de atender el problema de las bolas de pelo, el cepillado también contribuye a esparcir los aceites de la piel a lo largo de la capa de pelo y por si esto fuera poco, nos permite convivir con nuestro felino, ya que suele disfrutar mucho del cepillado.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA