Cuidar de un Pomerania

Existen una serie de cuidados generales que ayudarán a mantener la salud de su mascota y que deben realizarse de forma rutinaria. La buena alimentación es uno de los primeros consejos que deben de tomar en cuenta en la familia, seguido de la práctica de ejercicio y la aplicación oportuna de las vacunas que le corresponden.

Si el perro vive dentro de la casa es sobre todo importante que realice actividad física, además de que las instalaciones del hogar sean seguras para el can. Por otra parte, el aseo frecuente y adecuado de su animal contribuirá a su buen estado físico y temperamental.

Revisa si sus ojos están brillantes y sanos. Si hay lagrimeo excesivo, demasiadas lagañas, enrojecimiento o empañamiento, llévalo con su médico. Verifica si tiene flujo nasal anormal, sangrado, descamación, o agrietamiento.
Si bien pueden presentarse problemas por lesiones o cuestiones genéticas, buena parte de la salud del Pomerania tiene que ver con los cuidados que le brindes, de esta forma estará feliz y sano por muchos años.