El oído: un sentido primordial

Después del olfato, el oído en los perros es el segundo sentido más importante porque registra sonidos imperceptibles para nosotros. Por eso los notaremos inquietos, atentos a algún sitio en especial e incluso reaccionarán sin razón aparente porque escucharon algo que nosotros no.

La comunicación audible es muy importante para la socialización, ya que les permite captar y descifrar los ladridos, gemidos, gruñidos y aullidos que emiten otros perros. Pero también es importante para nosotros,porque así podemos comunicarnos mejor con ellos.

Anatomía del oído

El oído se divide en externo, medio e interno. El primero es la oreja o pabellón auricular, éstas pueden ser muy cortas y erectas hasta grandes y pendulosas; esto es importante en el cuidado y la prevención de ciertas enfermedades. El interior del oído se divide en oído medio (porción llena de aire), y el oído interno (porción llena de líquido).

La audición ocurre así: el sonido es captado por el pabellón auricular, el cual es conducido hasta el tímpano, el cual comienza a vibrar; estas vibraciones son transmitidas a una cadena de tres huesos muy pequeños (martillo, yunque y estribo), este último transmite la vibración a la membrana oval, que transmite el estímulo al líquido que se encuentra en el oído interno. Estas frecuencias se envían desde el oído interno hasta el cerebro, donde se procesa la información.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA