¿Cómo garantizo la seguridad en la peluquería?

La ida a la peluquería puede ser emocionante y estresante al mismo tiempo, tanto para ti, como para tu mascota, pues siempre es difícil saber si el lugar que has elegido es el correcto. Para evitar que tengas problemas futuros, te dejamos algunas recomendaciones para evitar lesiones o malos tratos hacia tu mascota.

Es muy importante que revises previamente cómo está tu perro: hay casos en que lo entregan con su servicio de estética, pero al revisarlo lo notas con lesiones o golpes. De todas formas, es preferible que tengas una garantía sobre su servicio, es decir, un documento donde puedas indicar desde cuestiones especiales (que tu perro es nervioso, si tiene alguna lesión o condición en particular), hasta las garantías que te otorga y de qué tipo son. Léelo todo y pregunta en caso de apartados poco claros.

Toma varias fotos a tu perro de cómo estaba al entregarlo, desde varios ángulos; así, en caso de que ocurriera algo desagradable, tendrás pruebas para refutar en qué estado se le entregó. Por otra parte, puedes reclamar a Profeco si ocurriera algo que haya dañado a tu perro o haya puesto en riesgo su vida, porque se toma como un daño a propiedad privada.

Por fortuna, son menos los casos que terminan mal, pero es bien importante que seas cauto y cuidadoso al momento de dejar en manos de otra persona a tu perro, porque a fin de cuentas es un miembro de tu familia y su bienestar es valioso.