¿Y si hay una emergencia mientras le cortan el pelo a mi perro?

Deja de lado la timidez y pregúntale al peluquero qué es lo que ocurriría en caso de que hubiera una emergencia en su estética. Aun acudiendo a un simple corte de pelo, los accidentes pueden ocurrir y él debe ser quien te diga qué es lo que va  a hacer. Un buen peluquero cuenta con un veterinario de cabecera en caso de que ocurra algo inesperado.

Por supuesto, es bien importante que le dejes todos tus datos, así como los de tu veterinario en caso de emergencia: acuerda de antemano en cómo proceder en esa situación (si lo lleva con el veterinario o si te llama primero). Y en contraparte, también es primordial que le avises por anticipado, si tu perro padece de alguna condición médica en especial (lesiones previas, tumores, incluso si tiene pulgas o garrapatas o problemas de piel, si toma medicamentos especiales) o algo que él deba saber para que no lo tome desprevenido.

Por otra parte, también evalúa su desempeño observando el comportamiento de tu perro. ¿Se nota contento y relajado cuando te lo entregan? ¿Lo notas estresado, tembloroso, con miedo de que lo toque esa persona? En este último caso, antes de salir del local, revísalo con cuidado para ver si no le causaron algún daño físico o simplemente se trata del estrés que padecen algunos perros al ser manipulados por extraños.

Claro, es muy importante que verifiques si para una segunda ocasión, tu perro se muestra tranquilo (o incluso contento) al llegar al local: esto significaría que fue una agradable experiencia y que está feliz de llegar a un lugar donde será atendido como todo un rey. Eso sí, toma en cuenta que a así como a algunos perros les encanta el baño, a otros simplemente no les va a gustar nunca.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA