¿El peluquero debe saber de todas las razas?

A diferencia de un estilista de personas, el peluquero canino incluso puede trabajar con más de un perro a la vez. Eso sí, debe contar con transportadoras adecuadas para que estén ahí los siguientes prospectos, en vez de estar amarrados en cualquier rincón. Sin embargo, evita aquellos lugares en donde los perros ladren desesperados, tanto en sus transportadoras como si están amarrados o peor, sueltos por todo el local.

Respecto a la experiencia que puede tener el peluquero, tampoco esperes que conozca, al dedillo, cómo se trabajan las 200 razas de canes. Lo más probable es que sepa sobre las más comunes (Poodle, Schnauzer, Maltés, por mencionar a algunas), pero tampoco lo dejes al azar si tu perro es de una raza que tiene un manto especial, como el Pomerania, que tiene doble capa de pelo. Si no sabe cómo trabajarla, lo más seguro es que arruine su manto, incluso, de forma permanente.

Pregúntale si tiene un portafolio personal con fotografías de su trabajo, y desconfía si solamente se trata de recortes de revistas. Al ver sus fotos podrás darte una idea clara de cómo trabaja y de si es seguro le confíes a tu perro.