¿Qué tipos de alimentos existen?

Tipos de alimento

Alimentos comerciales: también conocidos como genéricos, son económicos (con gran demanda en el mercado) y sus materias primas cubren los requerimientos suficientes para ser registrados para su comercialización. Sin embargo, sus componentes no siempre tienen la digestibilidad adecuada, y para mantener su precio bajo se utilizan subproductos de harinas, así como un exceso de carbohidratos y proteínas no animales. Tienen baja digestibilidad y producen heces abundantes, mal olientes y sin forma.  

Alimentos Premium: presentan materias primas de mejor calidad; su fuente proteica es pollo, res o salmón, entre otras, adicionados con vegetales que incluso evitan la fermentación (gases y mal olor). Son de alta digestibilidad, entonces las heces serán bien formadas, y se requiere una menor cantidad para cubrir sus necesidades nutricionales. También vienen suplementados con vitaminas, antioxidantes y ácidos grasos omega 3 y omega 6. Hay para perros de tallas y edades variadas, incluso algunos específicos por raza.  

Alimentos Súper Premium: se encuentran en la cumbre nutricional animal y ponen énfasis en la prevención y control de enfermedades (obesidad, enfermedades dentales, articulares, de piel, geriatras). Su costo es similar o ligeramente superior a los alimentos Premium, pero con indicaciones nutricionales y terapéuticas superiores aún.

Alimentos terapéuticos: aquí se agrupa a los especiales para pacientes alérgicos, insuficientes renales, hepáticos, cardiacos, con cálculos renales y de vejiga, lipidosis hepática y muchos más. Su historia se remonta a Morris Frank, un joven ciego considerado el primer entrenador de perros guía en Estados Unidos en la década de 1920.

Fue a finales de 1930 que su Pastor alemán Buddy enfermó; el veterinario Mark L. Morris estaba convencido de que podía mejorar la salud de los animales enfermos a través de la alimentación, así que después de diagnosticar en Buddy enfermedad renal, le elaboró una dieta especial, siendo el precursor de las dietas medicadas. Hay que señalar que éstas deben de ser suscritas por un Médico Veterinario, ya que es el indicado para diagnosticar la enfermedad y decidir la dieta correcta para el paciente.

Otros alimentos. Hay una tendencia a elaborar mezclas basadas en el principio de la alimentación de un carnívoro salvaje. La dieta BARF (biologically appropriate raw food o alimentos crudos biológicamente apropiados), tiene un número importante de seguidores y detractores. A favor existe más palatabilidad y menos problemas de digestibilidad. En contra, la dificultad de asegurar la misma calidad de nutrientes todo el tiempo y la posible contaminación con salmonella (bacteria) y triquina (parásito) entre otros. Pero es difícil seguirla si se requieren dietas para problemas articulares, dentales, obesidad, vejez, enfermedades de riñón, hígado, corazón, diabetes, entre otros.  

También existen los alimentos holísticos, que se anuncian con tener materias primas naturales y libres de conservadores, colorantes, saborizantes y aditivos artificiales.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA