¿Qué provoca la torsión gástrica?

La torsión gástrica es un problema relativamente común y muy peligroso para nuestras mascotas. A continuación presentamos algunos de los factores que intervienen en esta situación. Ante cualquier signo o síntoma que notes en tu mascota llévalo de inmediato a veterinario.

Factores intrínsecos (esenciales)

  • Predisposición por raza: Gran Danés, Cobrador de Labrador, Weimaraner, San Bernardo, Pastor alemán, Basset Hound, Setter irlandés, entre otras.
  • Baja condición corporal.
  • Edad: perros adultos tienen mayor riesgo.
  • Temperamento: perros agresivos o con una situación de estrés.
  • Niveles elevados de gastrina (hormona).
  • Hipertrofia pilórica (es una enfermedad causada por una lesión obstructiva del píloro).
  • Aerofagia (ingestión de aire que provoca flatulencia o molestias intestinales).
  • Elasticidad del ligamento hepatogástrico.
  • Estreñimiento.
  • Pacientes esplecnotomizados (un paciente que carece de bazo, sea por causas funcionales, congénitas o quirúrgicas)

Factores extrínsecos (externos, no esenciales):

  • Dieta seca.
  • Tamaño de partícula.
  • Dieta basada en un solo tipo de alimento.
  • Comederos elevados.
  • Comer rápido.
  • Ingerir grandes volúmenes de alimento.
  • Número de comidas al día.
  • Ejercicio después de comer.
  • Elevada presión atmosférica.
  • Climas húmedos.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA