¿Qué es la torsión gástrica?

Esta afección se presenta con relativa frecuencia en la consulta diaria y compromete la vida de los
pacientes que la padecen. Es considerada una urgencia y afecta principalmente a razas grandes o
gigantes y de tórax profundo, aunque también se ha observado en perros pequeños y gatos.

Cuando escuchamos que a un can se le “volteó” el estómago, no tenemos gran idea de qué es lo que
significa. Sin embargo, en estricto sentido lo que sucede es que el píloro, antro pilórico y duodeno
proximal (segmentos de estómago e intestino delgado), se encuentran de manera anatómica en el
cuadrante superior derecho, por lo que la distención gástrica (ocasionada ya sea por la acumulación
de aire, gas o líquidos) produce un mal posicionamiento del estómago y, como consecuencia, el
desplazamiento de estas estructuras.


Si la dilatación gástrica continúa, se pueden desplazar hacia la izquierda, rotando sobre el eje
gástrico. Estas son las etapas que puede cursar:
Dilatación: aunque se cree que precede al vólvulo/torsión gástrica, esta situación no está del todo
clara, ya que puede haber rotación del estómago sin una dilatación previa.
Distensión: cuando sucede de manera excesiva en el estómago generará varios efectos
fisiopatológicos derivados de la compresión de estructuras vitales, generando un estado de choque.
Se sabe de múltiples factores que pueden generar esta enfermedad y son clasificados como
intrínsecos y extrínsecos, es decir, aquellos que ocurren al interior o al exterior de nuestra mascota.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA